lunes, noviembre 06, 2006

A pero B


Los que me conocen saben que soy la indecisión hecha persona, pero como no podía ser menos, soy un indeciso raro… Voy a poner dos ejemplos que lo explican perfectamente.

La elección del menú en los restaurantes.
Soy consciente de la importancia de ese momento y de la enorme presión que ejerce sobre mí la mirada del camarero y la de mis amigos cuando nos están tomando nota. Por eso trato de releer el menú 500 veces a una velocidad de vértigo, para decidirme por la opción más acorde a mis necesidades de ese momento... Así, en unas fracciones de segundo, intento hacer un repaso por todo lo que he comido en los días anteriores y si el día anterior comí pescado, me decido por la carne, y si ya he comido huevos dos veces esa semana, los descarto para que no me suban los colesteroles. De esa forma le suelto al camarero lo que quiero (siempre el último, eso si), intentando transmitir seguridad. Pero esa actitud segura desaparece instantáneamente porque en cuanto el camarero se gira y comienza a alejarse con la nota yo ya me he arrepentido y tengo que volver a llamarle para cambiar todos los platos. Ésto me ocurre todos los días.

Las compras.
Antes me encantaba ir de tiendas, lo reconozco. Para mí suponía un pasatiempo y disfrutaba enormemente cuando empleaba un día entero en ir de compras y probarme cosas. Hoy ya no. No sé cuando perdí esa ilusión pero ya no siento lo mismo. De todas formas como si que me gusta estrenar cosas cada temporada, he intentado cambiar un poco mis hábitos.
Me explico: si quiero comprarme ropa para este invierno y salgo de currar a las 7:30, acudo a 1 ó 2 tiendas que sé que suelen tener lo que me gusta y en 45 minutos salgo con las 3 ó 4 cosas que necesitaba. Nada de emplear un día entero en recorrerme varias tiendas y en probarme 40 cosas: directo al grano.

El problema es cuando llego a mi casa, saco todo de las bolsas y lo extiendo sobre la cama. Ahí comienzan las inseguridades (curioso que sea en la cama): ¿porqué me pillo una sudadera verde si ya tengo una parecida? Si ya tengo 2 jerseys de rayas… ¿para qué uno más?.
¿Por qué esas cosas no las pensaré en las tiendas?, me pregunto. Supongo que por la obsesión de decidirme por algo lo antes posible y salir pitando. Entonces vuelvo a colocar cada cosa en su bolsa, me aseguro de que conservo los tickets y a la mañana siguiente vuelvo a las tiendas a devolverlo todo y cambiarlo por lo que realmente me gusta. Así, siempre acabo empleando dos días en algo que pretendía resolver en 45 minutos. Genio y figura hasta la sepultura, como diría telecine…

¿Os pasan a vosotros cosas similares?

38 Comments:

Anonymous TB97 said...

¡Prime!

No es nada grave: en los restaurantes te atreves a cambiar el menú que ya has pedido (lo malo sería callarse), y lo de la ropa repe te pasar por tener tanta. :-p

11/06/2006 4:02 p. m.  
Blogger Proudstar said...

Yo no suelo darle demasiadas vueltas a según qué cosas. Me basta echar un vistazo rápido a la tienda para averiguar si hay algo que me guste.

No obstante, ese tipo de indecisiones que comentas las sufro en mis carnes a través de mi novio cuando vamos a comprar CUALQUIER cosa. Porque antes de elegir el artículo en cuestión, te hace un estudio comparativo de otros productos similares en distintos establecimientos, analizando exhaustivamente la relación calidad-precio-diseño-utilidad.

Cuando es una compra "importante" (un sofá, un PC...)incluso se agradece, ya que te vas a casa con la certeza que se ha escogido el mejor producto posible de acuerdo a nuestras necesidades. La cosa cambia cuando se trata de cosas más superfluas.

Y es que detrás de un indeciso debe haber forzosamente una persona infinitamente paciente.

11/06/2006 4:37 p. m.  
Anonymous Pasaelmocho said...

Mi más famosa manía es llegar al portal, abrir el buzón, mirar las cartas que hay, abrir las urgentes, volverlas a dejar dentro y cerrar de nuevo el buzón sin subirlas a casa. La vida media de una carta en el buzón de mi casa es 15 días, aprox (o hasta que te meten el catálogo de Buscachollo o la semana fantástica)

¿Indecisión? ¿Miedo? ¿Paranoia?

11/06/2006 4:45 p. m.  
Blogger mal said...

con la comida, suelo decantarme por lo que se que me gusta para no meter la pata.

en cuanto a las compras, me gustan cuando hay dinero. aún así pienso que las tiendas engañan mucho. en h&m todo parece horrible en la tienda y fuera no se ve tan mal, con zara, a veces pasa lo contrario. eso sí, si uno se gasta pasta mejor verlo en casa con tranquilidad antes de decidirse.

11/06/2006 5:19 p. m.  
Anonymous MM said...

Ay, ay, el momento regreso a la tienda....No doy crédito....Eres totalmente un personaje de Woody Allen ( y no sólo por el post de hoy)

11/06/2006 5:20 p. m.  
Blogger Xabi said...

tb97, si lo peor del restaurante es que después de cambiar de opinión, cuando estoy comiendo, siempre pienso que hubiese sido mejor la primera opción.
Lo de la ropa no es que esté repe, es que cuando llego a casa no me gusta!!!

proudstar, que bueno lo de tu novio... Yo soy tan tonto que las comparativas las hago una vez comprado el producto en cuestión. ¿Resultado? Siempre lo veo más barato en todas partes y me acabo tirando de los pelos!!!

jajaja.. pasaelmocho, esa si que es una rareza rara. ¿Por qué vuelves a guardarlas? ¿No te gusta ver en tu casa sobres abiertos? A mi no me gusta dejar sobres abiertos en el buzón, me da la impresión de que los van a ver los vecinos...

mal, las cookies nunca decepcionan, lo mejor es ir a lo seguro :-)
Y yo hay algo que no he dicho de la ropa: primero me compré las cosas en H&M, luego me entró la paranoia porque las veía muy cutres y las devolví ese mismo día (me reingresaron el dinero) y luego las compre parecidas en otra tienda pero el triple de caras...

mm... jajaja, ¿tú nunca regresas a la tienda a devolver nada? Yo soy supertímido y lo paso fatal, además tartamudeo cuando intento dar explicaciones al dependiente (que seguro que le importan un carajo) pero me siento obligado, no sé por qué.
¿Y de que otras cosas hablas? :-D

11/06/2006 6:40 p. m.  
Anonymous MM said...

Eso se lo diré en la intimidad de un bar ;-p

11/06/2006 8:47 p. m.  
Blogger meltorm said...

- yo suelo tener bien claro lo que quiero antes de salir a comprar cualquier cosa, lo cual y aunque no lo parezca, puede suponer un gravísimo problema, porque casi nunca lo encuentro. y cueando lo encuentro, pues es muy caro, o no hay de mi talla, o no resulta como imaginaba.
Evidentemente convierto mis salidas a comprar en un auténtico calvario así que prefiero evitarlas y acompañar a los demás cuando hacen las suyas, porque si algo he aprendido es que uno encuentra cuando no busca.

(mi LC siempre me regaña por eso, salimos a comprar cosas para el y volvemos con cientos para mi).

11/06/2006 9:23 p. m.  
Blogger coxis said...

pues la verdad es que no...
cuando tengo un menú lo decido rápidamente
y en cuanto a comprar, primero me preparo psicológicamente para soportar la iluminación de los probadores (que me deja muy vulnerable) y luego dedico un día a comprarme ropa, pero nunca la cambio, aunque vuelva a sucumbir con el color negro y vea que ya tengo otro jersey negro más...
Saludoides

11/06/2006 10:27 p. m.  
Blogger Xabi said...

mm, no ves que me pongo colorado con semejantes cosas!!! :-)

jajaja, meltorm... y las cosas que se compran vd. y su LC no son intercambiables?
Yo nunca tengo muy claro lo que quiero... bueno, esta vez si. Sabía que quería rayas (a uno le pueden las tendencias) y creo que, como siempre, puedo haber pecado por exceso. Pero habitualmente voy a la tienda y allí pillo ideas.

Coxis, es que la iluminación de los escaparates junto a la de los ascensores son las más ingratas que existen. ¿No se habrán dado cuentas los de las tiendas? Seguro que con una buena iluminación venderían el triple. Habria que hacer un estudio sobre ello...
(Y fíjate que yo te veía más colorinchi)

11/06/2006 10:41 p. m.  
Blogger Artista de Varieté said...

A mi me pasaba y pasa cuando voy a comprar un helado. Eso de tener que eligir en tan poco tiempo sabor y galleta o cucurucho es muy duro. Por lo menos la ropa si no te agrada se puede devolver, pero; me dejarían devolver un helado chupado porque me confundí de sabor?

Besos desde Suiza

11/07/2006 12:23 a. m.  
Blogger pepeniebla said...

Me encanta que te equivoques con cosas tan poco trascendentes. Es un lujo del que no hay que preocuparse demasiado.
Yo, con lo que me equivoco es con la elección de la casa donde voy a vivir los próximos años. Con la persona que deseo para compartir mi vida...
Afortunadamente, a mi madre no tuve que elegirla, porque también la habría cagado... y ¡A ver cómo me había presentado yo a descambiarla!

11/07/2006 12:28 a. m.  
Anonymous lifeonmars said...

Jajajajajaja, lo que me he podido reir con lo de el momento ese de pedir en el restaurante... Parece que lo estoy viendo.
Es pura verdad. Lo ha descrito tan bien que es inevitable pensar que es irresistible.

Lo de las tiendas, me ha encantado. ¿No os habéis dado cuenta que su supuesta decisión al comprar todo en quince minutos se vuelve en indecisión al tener que gastar otra tarde y trasporte, etc en ir a devolverlo?
Lo dicho, genio y figura....
¡Qué bueno!

A mi me pasa igual. Cambian las formas, pero el fondo es lo mismo. ;P

11/07/2006 12:33 a. m.  
Blogger Xabi said...

Artista! me encanta tu nick... es lo que yo siempre quise ser :-D
Pues si, lo de los helados es un problema mayor, pero es que lo que he escrito aquí es sólo la punta del iceberg. Lo más grande está debajo (juro que no iba con doble sentido!)

pepe... te digo lo que a artista de varieté: me equivoco en (casi) todo... esto eran sólo dos ejemplos intrascendentes. Algunas cosas se pueden cambiar como la ropa, otras cuestan más pero ahí estamos. Aunque tropezando también se aprende un montón, ¿no?

jajaja... lifeon, te leo reirte y me da la risa. Pero es que es verdad, tú lo sabes. Donde más me jode es en el trabajo: me encantaría tomar en un plis-plas las decisiones correctas pero soy un desastre. Menos mal que mi jefa ya es como mi madre y me conoce bastante bien.
Por cierto, he leído el blog de Eurocero y no te llamo porque es tarde, pero te mando un besote desde mi nidito de soltero, cabrón, jajaja

11/07/2006 12:49 a. m.  
Blogger Oblikuo said...

Peor ke equivocarse de plato, es estar convencido ke tu elección ha sido perfecta y comprobar, cuando llega el camarero, ke hay otro ke han pedido mucho mejor... y morirte de envidia.
Volver al restaurante otro día, para pedir lo ke te picó y enterarte ke era el plato del día! Así se estropean las comidas de dos en dos.

11/07/2006 1:21 a. m.  
Blogger jko said...

ay ay ay xabi... vaya dos temitas que propones!...

bueno, como llego tarde al post, cosas del stress, no me he podido leer los coments y paso a detallarte mi situación directamente...

en cuanto a los restaurantes a mi me pasa un poco lo mismo, pero además intento aprenderme el plato que voy a pedir de memoria (y mira que cada vez es más dificil porque con esta tendencia a hacer de cada uno una fábula, cuesta!)... luego le espeto al pobre camarero el nombre del que quiero a toda leche y se lo tengo que repetir dos o tres veces hasta que se entera... pobre...

y en las tiendas me suele pasar que cuando voy paseando, sin dinero y sin querer comprar nada veo un montón de cosas que me gustan... y luego, cuando me decido a ir a por ellas ya no quedan o no hay mi talla, o no recuerdo donde las vi... un desastre. Al final estoy poniendo en practica una estrategia: compra algo si te gusta en ese momento en vez de salir a comprar cuando necesites algo. Lo peor es que al final me pasa como a ti, que tengo muchas prendas del estilo... :-(

11/07/2006 8:36 a. m.  
Blogger Reality Bit said...

Me siento identificado 100 por 100 con lo de los restaurantes, siempre me arrepiento de lo que pido y soy el que más tardo en decidirme. Con lo de las compras no, porque me aburren y compro poco, la verdad.
Y otra cosa que tengo yo de indeciso raro: tengo una lista con los libros que aún no he leído y tengo en casa. Se divide en temas, en autores, en géneros... y llevo a rajatabla un complicadísimo método para seleccionar mi próxima lectura: si acabo de leer un libro en español sobre el romanticismo, por ejemplo, debo buscar alguno que sea lo más alejado posible; por ejemplo, una novelita corta de un escritor francés que verse sobre un mentiroso en la corte de Luis XIV, por ejemplo.
Sí, soy raro. Muy raro.
Saluditos apretados.

11/07/2006 9:18 a. m.  
Blogger Xabi said...

Aaaay oblikuo, pero tú con lo bien que cocinas para qué tienes que ir a restaurantes? A mi eso en tu casa nunca me pasa, ¿ves?

Jko, ¿por qué los camareros nos harán sentirnos tan insignificantes? Yo me pongo también muy nervioso, como con los dependientes. Y tampoco me entienden, pero bueno, yo es que soy consciente de que hablo muy deprisa y vocalizo poco, así que eso lo tengo asumido :-)

jajaja... reality, creo que somos muy parecidos. Yo con lo de los libros soy igual: si me he leído uno español, lueg0 quiero uno extranjero. Si me he leído uno tocho, uno breve y ssi me he leído uno demasiado profundo, un comic.
Yo arriba tengo los españoles, en medio los extranjeros y abajo los libros que me han parecido una basura y no quiero que se vean mucho... :-)

11/07/2006 10:45 a. m.  
Anonymous dpna said...

últimamente, para evitarme indecisiones en el comer, me decanto por las recomendaciones, así me quito de encima la responsabilidad (en el éxito o en el fiasco)... y funciona, porque disfruto de auténticos descubrimientos (el último, quesadilla de flor de calabaza!)

y es triste, sí, pero en las compras me pasa lo que te pasa... es taaan complicado.

11/07/2006 10:53 a. m.  
Anonymous telecine said...

¡Doy fe! Di que la amistad y la paciencia están por sobre todas las cosas... como estar famélico y tener que esperar a que se decida el Xabi... y que el camarero no llegue a marcharse nunca porque tienen que volver a la mesa 2 o 3 veces (jejej estoy exagerando).

Xabi, que se puede comer huevos varias veces por semana, se ha comprobado que lo de 2 veces lo dicen mal. Yo como casi cada día y tengo el colesterol perfectamente.

Mal, si sólo comes lo que sabes que te gusta, ¿cómo descubres cosas nuevas que te pueden gustar?

Con lo del restaurante he exagerado, pero con lo de la ropa creo que te quedas corto... Cuenta, cuenta, cuál ha sido tu récord de veces que has cambiado una prenda (¡gracias por no decir "descambiar"!)

11/07/2006 11:11 a. m.  
Anonymous telecine said...

Uy, puesto así parece que el último párrafoes para Mal, y no no, es para Xabi.

11/07/2006 11:14 a. m.  
Anonymous kako said...

ahi no se si ponerme a servir o buskar kriada

11/07/2006 2:25 p. m.  
Blogger Xabi said...

dpna, la quesadilla de flor de calabaza es algo muy rico, yo ya la descubrí. Me gustan los mejicanos...
Por cierto, me gusta pero no sé lo que es: ¿es flor de calabaza de verdad o es un nombre poético?

Tele, yo he llegado a comer dos huevos diarios y es verdad que el colesterol no fue lo que me subió (que ordinario, sorry :-))
Lo del record de cambios de ropa, pues se que hubo algo que cambié mucho pero ahora no caigo... :-))

jajaja... kako, hazte pornochacha, que tú estás de muy buen ver y te forras :-)

11/07/2006 2:47 p. m.  
Blogger Oblikuo said...

Xabi, dejale a KAKO ke me ponga pornochacha! Kiero pornochacha, kiero pornochacha!
Imaginate ke bien los tres en kasa! Además sabes ke nuestra kasa es siempre tu kasa, a lo mejor así nos venías más a visitar ;-)

11/07/2006 3:27 p. m.  
Anonymous telecine said...

kako es kako de oblikuo? Mola la peich que sale.

Pues yo tampoco recuerdo bien, pero creo que fueron como 4 cambios y ya no te atrevías a volver...

11/07/2006 4:20 p. m.  
Anonymous dpna said...

la flor de calabaza tiene de poético la lágrima que te cae al probarla, pero es una flor tal cual, con sus temporadas y tal.

11/07/2006 4:39 p. m.  
Blogger Xabi said...

Uy oblikuo, no me digas eso que me vais a tener metido en casa todo el día! (Bueno, y si queréis que se una la porno-chacha, yo encantado...)

Aays Tele, si, reuerdo algo, pero creo que tengo un bloqueo y que me niego a ir más allá. Debió de ser una experiencia traumática!
Y si, kako es kao de oblikuo. No le dije nada pero ya he puesto su peich en los links y esta muy rebién!

dpna, voy a plantar flores de calabaza en mi casa, a ver si aguantan, y os invito a comer quesadillas :-)

11/07/2006 7:01 p. m.  
Blogger coxis said...

mi espíritu es "colorinchi" (me ha gustado la palabrica) pero el gordo latente que permanece en mí me hace recaer en colores que me hagan más "reducido"...

un saludoide

11/07/2006 7:55 p. m.  
Blogger Tony Tornado said...

¿le vas a hablar a un gay-ego de decisión e indecisión?

Si quieres montar un dúo tipo Fangorda, me pido ser Nacho...

:P

Bikachus

11/07/2006 8:51 p. m.  
Blogger trapalleiro said...

Lo que nos gusta Feria...

11/07/2006 9:50 p. m.  
Blogger Xabi said...

Coxis, ya verás como ese gordo latente como tú dices se convierte en Jane Fonda (69 años, no esta mal, no?) en cuanto lleves unos cuantos días en el gym. Y si no no pasa nada, ¡viva el michelín arriba el flotador!

Eso signifoca que a mi me toca ser Olvido, Tony? No se yo que tal me quedará el rojo, pero todo es ponerse. Prefiero que seamos Chycha, son (ambos) mucho más monos...

Trapalleiro... Quiero A pero no puedo porque B, dame una A que yo te doy una... :-D

11/08/2006 1:08 a. m.  
Blogger Reality Bit said...

Cómo, Xabi? Sigues mi mismo sistema!
A ver si somos hermanos gemelos separados al nacer, como en los grandes dramas de la sobremesa de los sábados...
Cuando uno es meticuloso/ordenado/raro, todo lo lleva al extremo.
Que se lo digan a mi ángel, que se lo llevan los demonios cada vez que cojo la lista de los libros, porque ya sabe que tengo para un par de horas mínimo...
Saluditos apretados

11/08/2006 9:31 a. m.  
Blogger asler said...

Queridas amigas bloggeras.

Punto número 1. Las comidas.
El problema es que no te gusta lo que has pedido ¿porque está mal preparado? ¿o porque eres un tikismikis? ¿A que no te pasa lo mismo con las copas por la noche? O después de pedirte un whisky lo quieres cambiar por ron, gin o campari? ¿No será, querido desmon, que la comida es para usted un mero trámite energético? Piense en ello.
Punto 2. Las compras. Yo antes no compraba nada que no necesitara. Ahora, tengo un novio adicto a las compras y cada vez que salgo con él, el que acaba lleno de bolsas soy yo. Y luego me siento culpable porque siento que no lo necesito. Sin embargo cuando voy solo, entro en todas las tiendas que puedo, comparo, y cuando encuentro algo que me encanta ya se lo han llevado. También he ido a devolver artículos arrepentido. Lo más fuerte: Buscar durante días un abrigo y al final me compré uno ¡de señora! del mareo que tenía encima. Y encima no me lo quisieron cambiar. Cabronas.

11/08/2006 12:11 p. m.  
Blogger Tony Tornado said...

Pozi, tienes razón, superafavor de que seamos Chico y Chico.

Yo,paridas al cabo del día digo unas cuantas así que ya tenemos medio chiringuito montao...

Lo de Fangorda (signifoca????
qué bueno!) lo decía por la temática de sus canciones de indecisión, tortura y dolores varios...

11/08/2006 12:53 p. m.  
Blogger Xabi said...

Reality... yo lista lista no me hago :-) Con ordenarlos un pelín me conformo. Lo que si me hice en su momento fue lista de discos, pero lo abandoné!

Asler, con lo de la comida has acertado... pero a medias. Con los amigos si soy capaz de disfrutarlas. Es en casa, cuando estoy solo, cuando se convierte en un mero trámite alimenticio :-)
Lo de tu abrigo si fue muy fueeerte. Es que siempre te ha perdido el ceñidismo :-)
Lo de tu novio no lo comento, jajaja

Aaaay Tony, a este paso con tanta indecisión y pelea acabamos convertidos en unos Pimpinela cualquiera :-)

11/08/2006 3:03 p. m.  
Anonymous Kako said...

hola Xabitxu
no te suizides porfavooor
y ejke ahi mutxaj kosas
el zine, loj amigos, follar...
y por supuesto loj bloj

anda hazme una visita ke ya tengo uno

11/09/2006 6:44 p. m.  
Anonymous Kako said...

Gracias por tu comentario
te tenias ke haber venido
a tomar la ultima

bueno animate ke los años te sientan mu bien

11/10/2006 12:09 a. m.  
Anonymous Shoooom! said...

Pero cariño,eso no es naíta comparado a la hora de pinchar...primero ¿que me pongo?..y luego... ¿de que me pongo? y...¿que las pongo? ¿les gustará el house?¿o serán más poperas?¿serán modernas?¿o tirarán mas por el rollo retrospecter?¿si pincho Jamie Lidell..es techno o es soul?¿es soul o nu soul? ¿120bpms o más? ¿quizás menos?¿rap o hip-hop?¿Hip-hop o R&B? ¿jazz o nujazz?¿disco o nudisco?,¿nu is the new new?...¿new is the nu nu??.. Y si no mola poner house,que parece poco moderno,¿pincho minimal?pero..¿que coño es el minimal?...si Ritchie Hawtin A.k.a. Plastikman editó Sheet One y Musik a principios de los 90,lo que se supone que ahora es minimal de moda en realidad,¿no es un revival?..pero a todas las modernas las mola.A la vez si Chic son cabeza de cartel en el Sónar ¿lo moderno es la disco music?¿pero eso no era de pijas?...¿se dará cuenta la gente alguna vez de lo malos que son los últimos discos de Fangoria?¿Le dirá alguien al Angel Molina lo puto coñazo que es y que si hubiera justicia en la Tierra se hubiera muerto él y no el Sideral?.
Lo único que parece confirmarse según U. Eco es que sin duda Shooom! es el ruido que hace una pistola láser al ser disparada.
Este tiempo en la tierra es limitado:Beam me up,Scotty!

11/11/2006 8:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home