jueves, noviembre 30, 2006

The Artists' Game




A ver, aunque a primera vista ésto pudiese parecer otro de mis múltiples posts sobre los Pet Shop Boys, en realidad es un juego en el que me ha metido el Tony.

Las reglas son muy simples. En este Juego de los Artistas hay que elegir a un artista que admiréis y contestar a las preguntas utilizando títulos de sus canciones. Ahí van las mías:

1. Solista o grupo elegido:
PSB
2. ¿Eres hombre o mujer?:
New York City Boy
3. Descríbete:
I Wouldn't Normally Do This Kind Of Things
4. ¿Qué sienten las personas acerca de ti?:
It's a Sin
5. ¿Cómo describirías tu anterior relación sentimental?:
It's Alright
6. Describe tu actual relación con tu novio(a) o pretendiente:
Being Boring
7. ¿Dónde quisieras estar ahora?:
Go West
8. ¿Cómo eres respecto al amor?:
Love Comes Quickly
9. ¿Cómo es tu vida?:
Left To My Own Devices
10. ¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?:
Miracles
11. Ahora despídete:
Absolutely Fabulous

Le paso el relevo a Telecine, Mal, Lifeonmars, Jko y Meltorm, que a su vez han de pasárselo a otros 5!

martes, noviembre 28, 2006

Quiero Vivir en la Ciudad




El Instituto Nacional de Estadística ha hecho pública una encuesta para medir la calidad de vida de los españoles. La noticia me interesó y me fijé en ella para ver cómo era la mía respecto a la media. Los resultados me dejaron así así…

Lo que más me llamó la atención es que casi un 20% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Tiene narices que en un país desarrollado como éste dicha cifra sea tan alta, así que intentaré recordarlo cada vez que me queje de lo mal pagado que estoy. Y es que yo al menos llego a fin de mes, no como la Espe que por no tener no tiene ni pagas extras.

Según dicha encuesta cada español vive con unos 7.925 € al año. A mi esto me parece poquillo, la verdad, por eso me siento afortunado de ser gay y no tener churumbeles a los que alimentar. Y es que si estuviese casado y tuviese que repartir mi sueldo entre toda mi prole me tocaría vivir con bastante menos que eso.
En cuanto a la diferencia salarial entre hombres y mujeres, nosotros ganamos más. Concretamente un 36'7. Yo no sé si sentirme bien o mal por esa noticia tan injusta, pero aunque sea egoísta, al menos es un dato positivo respecto a mi economía.
También vivo en una de las comunidades donde más se cobra, y es que aquí y en Navarra es donde los hogares tienen mayores ingresos (27.540 €
en Madrid y 28.390 € en Navarra… no me extraña que se peleen por ver quién se queda con ella). En Castilla La Mancha y Extremadura es donde peor lo pasan.

El tema de la vivienda. Leo que cada familia destina a ella unos 212 € mensuales. Este dato si que me ha sorprendido pues pensaba que era más, aunque supongo que es muy relativo ya que no es igual vivir en Madrid o Barcelona que en un pueblo o en una ciudad pequeña. Y es que con ese dinero puedes pasar de vivir en una casa digna a vivir en un cuchitril de 15 metros o en una pequeña habitación en un piso compartido.

Otros datos curiosos que arroja este estudio: el 28'8 de los españoles tiene que lidiar a diario con el ruído que provocan sus vecinos. Ahí si que me siento identificado, que los filipinos del tabique de al lado me traen por la calle de la amargura. Algunos se quejan de que sus calles son ruidosas (que si mucha gente, tráfico, obras…) pero yo que vivo supuestamente en un tranquilo piso interior, tengo que soportar a mi vecina, que a las 8 de la mañana (sábados y domingos incluídos) pone la tele a todo trapo para calmar a sus pequeñas bestezuelas. O a los chinos de abajo que los fines de semana se reúnen para hacer karaokes y tengo que poner la música a todo trapo para no oirles. Resultado: si el finde quiero dormir más, he de hacerlo con tapones (desde aquí recomiendo los de 3M). Ah, y lo de que sean filipinos o chinos supongo que ha sido casualidad, que igual podían haber sido de Logroño.

Mas datos: el 17% de los hogares tienen problemas con la contaminación. A mí ésto no me afecta mucho, que vivo en una calle muy tranqui y mi casa es interior. Aunque a cambio (y precisamente por esto) lo que si me entra por la ventana son los olores a fritanga de todo el vecindario. Cuando no son las sardinas del de abajo son las extrañas comidas de los chinorris de alrededor, que cocinan a todas horas y con especias (y olores) que no me atrevería a describir. Suerte que cuento con Oust, el ambientador ese al que han premiado como mejor producto europeo del año (doy fé).

Y para terminar, el 18'7 de los hogares sufren los problemas del vandalismo y delincuencia. A mí, que en teoría vivo en una de las zonas más peligrosas de Madrid (el centro), y a sólo unos pasos de la plaza donde mataron a una prostituta o en el epicentro del botellón, nunca me ha pasado nada (sólo me han atracado cuando he ido a ver a mi familia, que vive en una zona más noble y en el Strong, donde me robaron la cartera). Cruzaré los dedos no vaya a dar ideas a los que lean este blog. Ah, en cierta ocasión ligué con uno al que invité a subir a casa y al marcharse me robó un frasco de Le Male. Que hijoputa.

lunes, noviembre 20, 2006

El XabiPod 10

Badly Drawn Boy Born in the UK
Damon Gough, la gorrita más famosa del mundillo musical con permiso de Jamiroquai y al que yo descubrí algo tarde gracias a la banda sonora de About a Boy (una película que me encantó), saca nuevo disco tras dos años de espera. En su título homenajea al famoso álbum del Boss, pero todos los parecidos se acaban ahí, ya que en su interior encontramos al mismo genio de siempre. Yo destacaría Degrees of Separation o Nothing’s Going to Change your Mind (click), pero me gusta casi todo el ábum.

Damien Rice 9
Otro al que descubrí gracias a una película, en este caso la maravillosa Closer. Y es que, ¿quién puede resistirse a temas como The Blower’s Daughter? Pues bien, en 9, el irlandés nos obsequia con 11 nuevas composiciones en la misma linea, donde esa voz que me pone la carne de gallina y me hace llorar vuelve a destacar en temas como 9 Crimes y sobre todo Elephant (click), que comienza de una forma muy tranquila, con sólo una guitarra, y acaba en un final estremecedor con una gran orquesta. Damien lo ha vuelto a hacer.

The DFA Remixes: Chapter Two
James Murphy (click), el del temita de 45 minutos que comenté hace algunos posts y capo de DFA Records además de cabeza visible de LCD Soundsystem, recopila en este CD (el segundo de la serie) varias de las remezclas que ha hecho para artistas como Tiga, en este caso su archiconocido Far From Home, o Hot Chip y su Colours (el mejor tema de su album junto a Boy From School). Pero la lista se extiende a Goldfrapp, Junior Senior, UNKLE… incluso se atreven con Nine Inch Nails! ¿Para cuando nuevo álbum propio?

Joan As Police Woman Real Life
El debut de la neoyorkina Joan Wasser (click), que hace unos días estuvo tocando en la capital, les gustará sobre todo a los fans acérrimos de Antony & the Johnsons, del que fue su violinista habitual (y que participa en uno de los mejores temas del álbum, I Defy), o Rufus Wainright & his sister. Y es esa mezcla de pop melancólico con gotitas de soul y folk marca de la casa la que ha hecho que muchos medios la consideren como una de las grandes sorpresas de este año. No es para tirar cohetes pero se deja escuchar muy bien.

Leonard Cohen I'm Your Man
Volvemos de nuevo con Antony, Rufus y compañía en la BSO de I’m Your Man, película-documental sobre la vida del famoso cantautor Leonard Cohen y en la que participan, además de los artistas que he mencionado, Nick Cave (interpretando la canción que da título a la película), Beth Orton o Jarvis Cocker. Por supuesto que es un disco obligado para los fans del canadiense, e incluye mi tema favorito, Everybody Knows (click), que aparecía en la película Exótica, de Egoyan.

Lindstrom It's a Feedelity Affair
En este disco se recopilan los mejores cortes de los 9 Eps que ha ido editando el productor noruego Lindstrom en los últimos meses (click), y que ya hace un año nos regaló (junto a su colega Prins Thomas) uno de los mejores discos de dance de la temporada. Su estilo es una mezcla de space-disco, soft-rock y funk de corte futurista y en el disco destaca sobre todo el tema I Feel Space. Sin duda uno de los mejores trabajos del año en su género junto al Paper Tigers de su vecino, el finlandés Luomo.

Lupe Fiasco Food & Liquor
Detrás del curioso nombre de este hip-hopero que camina por la misma senda que Kanye West o Pharrell, se esconde el autor del que para mi es uno de los temas más chulos de este año: Daydreamin (click). Esta canción os sonará bastante porque utiliza un famoso sample que ya usó Portishead hace algunos años, y está interpretada junto a la maravillosa Jill Scott, responsable de 2 de los mejores discos de R&B de los últimos años (Who´s Jill Scott y Beautifully Human). Y atención a la portada que no tiene desperdicio!

Parade Todas las Estrellas
A los que suelan seguir a mm desde su planeta murciano les sonará este disco que descubrí tras hacer caso de sus sabios consejos (y los de lifeon)… Yo sólo puedo decir que leáis el post que les dedicó porque yo en estas 4 lineas poco más puedo añadir. Me uno pues a su recomendación de esta pequeña joya, uno de los mejores discos (¿o el mejor?) que ha salido en este país en el 2006 y que deja a lo último de Fangoria a la altura del betún. ¡Vainica Doble vuelven a estar entre nosotros de la mano de Galvañ!

Pet Shop Boys Concrete
¿Os pensabáis que no iba a aparecer los PSB, y más siendo éste el XabiPod número 10? Pues si hace unos posts comentaba que iban a sacar este directo y que estaba absolutamente impaciente, ahora que lo he oído sólo puedo decir que acompañados por la Orquesta Sinfónica de la BBC suenan mejor que nunca. Y encima incluyen el Nothing Has Been Proved (aquí) que en su momento compusieron para Dusty Springfield y que era el tema principal de la película Scandal.

Robbie Williams Rudebox
¿Y a mi que el nuevo cd de Robbie Williams (aqui) no me parece tan malo como se empeña en decir todo el mundo? El single, Rudebox, me ha terminado por parecer simpático y todo, She's Madonna me gusta y las versiones de The Human League (Louise) o My Robot Friend (We're The PSB) son bastante curiosas. Sólo echaría a la hoguera la versión esa del perriflauta de Manu Chao que ya no soportaba ni en su versión original.

sábado, noviembre 18, 2006

Lo Que Pudo Ser y No Fue



Cesc Gay me parece una de los directores más interesantes del cine español a pesar de haber realizado sólo 4 películas. No ví Hotel Room, pero Krampack era una película tremendamente nostálgica y emotiva y En La Ciudad me pareció espléndida.


Ficción me ha gustado bastante menos y aunque aplaudo la valentía y originalidad de esta inusual historia de amor (no cabe duda de que estamos ante una película que navega contracorriente), me ha aburrido enormemente. Y eso a pesar de partir de una premisa muy sugerente y con la que es muy fácil sentirse identificado. Pero es que además de tener un buen material hay que saber qué hacer con él. Claro que cuando leo cómo se han volcado los críticos en ella o escucho (y también leo) las impresiones de Lifeon, Mr. E, 1flash o C.K.Dexter, intuyo que debe tratarse de una cuestión más personal.

Ya desde el principio el director juega un poco al desconcierto (no sabes quién es ninguno de los personajes, sólo intuyes a medias por qué están alli…) y exige un gran implicación por parte del espectador, pero eso no tendría nada de malo (al contrario) si la película no resultase tan lenta. Y no es que me aburra el ritmo pausado o las películas de diálogos a lo Rohmer, donde no creo que ésta encaje; me parece lenta porque en ningún momento pasa nada. En este sentido es muy significativa la escena en el que el protagonista trata de contar el argumento de la película que está escribiendo y al no saber qué decir la resume cómo una historia de personajes que hablan de sus cosas. Lo malo es cuando esas cosas no son interesantes ni para los personajes ni para el espectador, que es lo que le ocurre a la película de Cesc Gay.

Y es que dejando de lado la interpretación, natural y contenida, enseguida queda claro que aquí los diálogos son absolutamente irrelevantes. Entiendo lo que está ocurriendo porque las intenciones del director son muy fáciles de adivinar, pero no por lo que estoy viendo o escuchando. No echo de menos diálogos más sesudos o pensamientos eruditos del tipo quienes somos o por qué estamos aquí… pero las cosas se pueden decir de muchas formas, no sólo con la voz. Se pueden transmitir mediante gestos, miradas... y para eso hace falta algo que se llama química (Wong Kar Wai lo sabía muy bien en In The Mood For Love), y aquí no la ví por ningún lado.

No creo que sea culpa de los actores, pues tanto Eduard Fernández como Montse Germán tratan de sacar lo mejor de sus personajes. Creo que obedece más a un fallo del director que nos les ha sabido dar un papel con sustancia. No entiendo la atracción que se da entre los protagonistas sólo por lo que estoy viendo en pantalla, y me cuesta creer que a través de sus charlas (tremendamente aburridas e insustanciales) o de sus silencios (tan incómodos como los de un ascensor), dos personas puedan llegar a enamorarse.
En cuanto a los secundarios... ¿qué aportan a la historia?. Creo que a pesar de su buen hacer (en especial de Javier Cámara), tratan de sacar adelante unos personajes sin carne ni sustancia.

En este sentido Ficción -como película- se asemeja bastante a la historia que nos cuenta, y me parece el resultado de lo que podía haber sido pero que al final no fue. Una pena.

miércoles, noviembre 15, 2006

Broadgay


Recuerdo un tiempo en el que los espectáculos musicales eran lo más. O quizás a mi me lo parecían porque soy de ese 10% que se da en casi todos los países y de todos es sabida la estrecha relación que existe entre los gays y los musicales (sobre todo si sale
Paloma San Basilio).

Pero reconozcámoslo: desde que los musicales se han hecho populares en nuestro país (al menos en la capital), ya no se les mira como antes. Que lance la primera piedra el que antes, si tuvo la suerte de ir a Londres o NY no se dejó los cuartos al menos una vez en ver la de los Gatos Repelentes o el Fantasma que le Operan. Y eso que no entendíamos lo que decían… pero nos daba igual. Como aquí todo eran obras de Pedro Osinaga o Arturo Fernández exhibiendo sus encantos, aquello nos parecía el colmo de la sofisticación.

Pero he aquí que un día se estrenó El hombre que las Mancha en Madrid y la gente empezó a acudir al teatro en masa. Los productores se animaron y ocurrió lo impensable: no solo que la San Basilio se convirtiese en nuestra Barbra Streisand particular sino que los cines de la Gran Vía empezaron a chapar y en su lugar aparecieron fastuosos teatros donde hoy se pueden contemplar los mismos espectáculos que en otras ciudades del mundo: Mamma Mia, Cabaret, Chicago, la cosa esa de Mecano (bueno, esa solo se puede ver aquí, gracias a Dios) etc… Y claro, desde que es tan fácil acceder a ellos ya no es cool. Incluso no está bien visto acercarse a uno.

Yo reconozco no ser fan ni mucho menos, pero alguno que otro me he tragado y lo he disfrutado. Creo que el primero fue El Diluvio que Viene (anticipándose al cambio climático). Luego Anticristo Superstar… y mucho después, Los Miserables, Chicago (no nos engañemos, Bob Fosse, es un genio), Crazy for You (de Gershwin, otro genio), Sweeney Todd (de Stephen Sondheim, creo que el mejor que haya visto nunca y cuya versión cinematográfica está rodando ahora Tim Burton)... y el último en caer ha sido el martes: Los Productores.

Reconozco que a pesar de haber oído maravillas sobre él (que si era el mejor musical jamás estrenado, que si tiene todos los Tony…) no me atraía en exceso. Y menos cuando me enteré de que Torrente había comprado los derechos… y que iba a protagonizarla junto al de Cruz y Raya!!!! Y es que no es lo mismo ir a ver a Matthew Broderick y a Nathan Lane a la Quinta Avenida que al Segura y a la Raya (o es la Cruz?) a la Gran Vía.
Pero el caso es que me invitaron por mi trabajo y allá que me fui con Asler, embargado por la emoción. Y la verdad es que ninguno de los dos salimos decepcionados. Para Asler era su bautismo musical y creo que lo pasó pipa. Y es que sin ser ninguna obra maestra, Los Productores es entretenimiento de primera.

Basada en la peli del mismo título (1968) del corrosivo Mel Brooks, narra la historia de dos caraduras que, por vericuetos del guión, intentan forrarse haciendo el peor musical de la historia (Primavera para Hitler). Pero por supuesto las cosas no salen como ellos querrían y la historia se complica.
Pues bien, aparte de que lo pasamos genial, he de reconocer que el Segura, de puro sobrio, es lo menos gracioso de la función. El cani de Cruz y Raya se sale y los secundarios son un auténtico descubrimiento. La música es todo un homenaje a los musicales clásicos, así como la escenografía. Y el guión es lo suficientemente ingenioso como para tenerte enganchado las 2 horas y media que dura.

En fin, que aunque no seáis amigos del género yo os la recomiendo. No es Chejov pero no decepciona para nada. Y de verdad que se disfruta de lo lindo. Eso si, dejad los prejuicios que el Sr. Segura pueda provocar en la puerta y rascaros el bolsillo, que cuesta su dinerito. Pero claro, a caballo regalado tampoco le miré el diente.

martes, noviembre 14, 2006

Scorsese


Decir qué Scorsese es uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos puede resultar algo obvio, pero aprovechando el estreno de Infiltrados, su última y espectacular película, haré un pequeño (ejem) repaso por su filmografía.

Reconozco que no empiezo muy bien, pues no he visto Malas Calles y de Alicia Ya No Vive Aquí tengo un recuerdo muy difuso, así que la primera película suya que me impactó fue Taxi Driver (1976), con un inmenso Robert de Niro, una Cybill Shepherd en su mejor momento y la por entonces una cría Jodie Foster… Esos viajes en taxi por las calles de un NY pre-Giulianni, llenas de putas y yonkis y con la música de Bernard Herrmann de fondo se me han quedado grabados para siempre.
En su siguiente película, New York, New York (1977) vuelve a repetir con De Niro, esta vez compartiendo la pantalla con Liza Minelli en un musical realmente bueno y que es todo un homenaje a la ciudad de los rascacielos. Sólo por ver a Liza cantando el temita de marras, ya merece la pena. Preciosa.

El Último Vals (1978), película-concierto sobre un grupo que desconozco, The Band, parece ser que era buenísima (no la ví) y a continuación rodó la que para los críticos es una de las mejores pelis de todos los tiempos y que le dio a su protagonista, (De Niro again) montones de premios, no solo por ponerse como un ceporro sino por interpretar de forma magistral a Jake la Motta, el prototipo del boxeador-perdedor. Toro Salvaje (1980) quizás no figure entre mis favoritas porque el boxeo siempre me ha causado cierto rechazo, pero no seré yo quien le quite su mérito (la revisaré de nuevo).

Tras el batacazo que se dió con El rey de la Comedia (1983), donde De Niro compartía protagonismo con Jerry Lewis, se vió obligado a rodar con cuatro duros la que para mi es otra de sus mejores películas, After Hours (1985). En esta impresionante mezcla de thriller y comedia negrísima, Griffin Dunne hacía de oficinista gris que por avatares del destino se ve vagando sin un duro por un NY de pesadilla y donde se va encontrando a personajes absolutamente inolvidables como los interpretados por Rosanna Arquette, Linda Fiorentino o una desternillante Teri Garr, la mejor camarera que haya existido nunca. Obra maestra absoluta.

Tras realizar un episodio para la serie producida por Spielberg Cuentos Asombrosos (que aquí se estrenó, creo recordar, en cines) dirigió El Color del Dinero (1986), la secuela de El Buscavidas, y que le dio la oportunidad a Tom Cruise de ser tomado como un actor serio (tenía que darle la réplica al gran Paul Newman y no salió mal parado) pero no la recuerdo como algo maravilloso.
Un año después dirigió el Bad de Michael Jackson y a continuación un proyecto que llevaba años persiguiendo y que al final tomó forma en la película La Última Tentación de Cristo (1988). Reconozco que ha sido uno de los mejores acercamientos a la vida de este señor y que el Dafoe está genial, pero a pesar de todo el morbo y el escándalo que la rodearon (católicos berreando en la puerta de los cines por insinuar que Jesús era, ante todo, un ser humano) yo me aburrí un pelín.

Tras dirigir el mejor de los tres segmentos que componían Historias de NY (1989), firmada al alimón por Allen, Coppola y él mismo (qué bien sonaba Nights of White Saten), nos ofreció la que quizás sea una de sus películas más populares y que es otra de las grandes obras maestras de toda la historia del cine: Uno de los Nuestros (1990). Aquí volvía a tratar uno de sus temas favoritos, el de la mafia, y la película no es sólo redonda por el increíble guión y su deslumbrante factura, sino por lo bien que estaban todos sus protagonistas, empezando por un impecable Ray Liotta (¿qué andará haciendo este chico?) y continuando por De Niro, Joe Pesci y Lorraine Bracco (ahora en la serie Los Soprano). Es quizás la película clave de este director y la que le convirtió, si no lo era ya, en intocable.

Un año después dirigió la secuela de otro clásico de los 60, El Cabo del Miedo (1991) en la que De Niro daba rienda suelta a todo su histrionismo y le daba un papel bombón a Juliette Lewis antes de que le diese por hacerse rockera. En 1993 vovió con la que quizás sea la película más atípica de su filmografía, La Edad de la Inocencia y la verdad es que ese giro al estilo de James Ivory le salió de maravilla, gracias sobre todo a un trío de actores en estado de gracia (Winona, Day-Lewis y la Pfeiffer).
Más tarde intentó repetir el éxito de Uno de los Nuestros con Casino (1995), lujosa recreación del mundo de la mafia en Las Vegas y que le dio a Sharon Stone el mejor papel de toda su carrera (y sin duda lo mejor de la película, que fue un poco masacrada por la crítica).

Kundun (1997) fue una superproducción de chinorris al estilo de 7 Días en el Tibet y que no fui a ver, y Al Límite (1999) supuso su reencuentro con Paul Scharader, guionista de varias de sus pelis y que venía a ser una revisión de Taxi Driver, esta vez desde la perspectiva del conductor de lo que en NY sería el equivalente del SAMUR. Nicolas Cage estaba para matarle (como casi siempre) pero a mí la película me encantó.
Sus dos últimas películas antes de dirigir Infiltrados fueron Gangs of NY (2002) y El Aviador (2004). La primera es el enésimo regreso a los temas que tanto le gustan pero situándola a finales del siglo pasado. A pesar de lo espectacular de su reparto, la película constituyó un gran fracaso, tanto de público como de crítica. Yo me esperaré a verla cuando se decida a editar en DVD su Director’s Cut, ya que me niego a ver la versión que le obligaron a estrenar en las salas. El Aviador supuso el reencuentro con el prota de su anterior film y que está destinado a ser su nuevo De Niro: Leonardo di Caprio. La verdad es que este chaval nunca ha estado tan bien como cuando le dirige Scorsese y la biografía sobre el magnate Howard Huges era toda una declaración de amor a la época dorada del cine y aunque no era redonda, visualmente era un auténtico prodigio.


De Infiltrados solo puedo decir que me parece un regreso al mejor Scorsese, el de Uno de los Nuestros, y una de las mejores películas que se pueden ver actualmente en la cartelera. No obstante, lo mejor que nos viene a decir es que tenemos Scorsese para rato!

domingo, noviembre 12, 2006

Los Top T(m)en de Xabi

De repente y como si me hubiese poseído el espíritu de una quinceañera, me puse a pensar en las fotos que decorarían mi carpeta si todavía fuese al instituto. El resultado de mis Top T(m)en sería el siguiente:

Robbie Williams
1974, Stoke on Trent (UK)
El ex miembro de los Take That es desde hace bastante y sin lugar a dudas mi Number One. Es guapo, macarra, está zumbado y tiene cuerpazo. La primera vez que me fijé en él fue cuando comenzó a arrancarse la piel a tiras en el video-clip de Rock DJ. Desde entonces hace cosas muy raras, coge depresiones porque tiene mucho dinero y saca discos muy extraños… pero sigue siendo Robbie. Últimamente se le asocia mucho con los PSB, y es que el chaval además tiene buen gusto.
Clive Owen
1964, Keresley, (UK)
Es el más mayor de mi lista y según el imdb hizo un montón de películas hasta que yo le descubrí haciendo guarrerías virtuales con Jude Law en Closer. Reconozco que al principio no me llamó demasiado la atención (eclipsado por tanta estrella que había en esa peli) pero con el tiempo y después de verle en la última de Cuarón o en Sin City, se ha convertido desde ya en uno de mis Top Ten. Ahora está rodando la secuela de la peli de Rodríguez y le espera un futuro bastante prometedor.
Damien Rice
1970, Celbridge (Irlanda)
Este irlandés es uno de los más atípicos de mi lista pero define bastante bien mis gustos. A Damien Rice también le descubrí, como a Clive Owen, gracias a la película Closer (Renee Zellweger lo hizo antes que yo). Y es que tras oir cien mil veces una de mis canciones favoritas de los últimos años, The Blower’s Daughter, me puse a investigar quién había detrás de esa voz y descubría a este pelirrojo que, además de componer de maravilla, tiene un físico como de cantautor lánguido y de pelillo revuelto que me pone muchísimo.
Guy Ritchie
1968, Hatfield (UK)
Era el director de Lock & Stock y Snatch hasta que le cazó la cabrona de Madonna. Entonces la dirigió en Barridos por la Marea (delirio kistch de obligado visionado) y su carrera está en stand by. No sabemos si logrará remontar la maldición que le ha caído encima tras perpetrar semejante engendro... de momento se divierte de lo lindo con el pastón que le ha caído encima y teniendo hijos tan guapos y hooligans como él (y si no ved a Rocco en el documental I’m Going to Tell You a Secret).
Hugh Jackman
1968, Sydney, Australia
Comenzó haciendo series de TV en Australia y se hizo famoso interpretando a Lobezno en la saga de X-Men. Según su biografía, además de juntarse con otros mutantes bastante más feos toca el piano, la guitarra, le gusta jugar al golf y hacer wind-surf. Ahora acaba de rodar la tercera película del genial Darren Aronofsky (Pi, Réquiem por un Sueño) y la última de Woody que todavía no he visto… ¡gran pecado siendo de quien es y saliendo quien sale!
Justin Timberlake
1981 Memphis, Tennessee (USA)
El chaval en cuestión se dio a conocer por ser uno de los miembros del alegre grupete *NSYNC y más tarde por casarse y divorciarse de la Britney. Aunque no sabría tararear ni uno sólo de los temas del grupo que le hizo famoso ni me fijé en su cara por aquel entonces, reconozco que el disco que acaba de editar en solitario, Futuresex/Lovesounds, está bastante bién, y el chaval en cuestión mucho mejor. ¿Cómo pudo la mema de la Britney dejar pasar algo así?
Mark Ruffalo
1967, Wisconsin (USA)
Yo le conocí en una de esas pelis indies que ganan en Sundance llamada You Can Count on Me, pero ya llevaba una larga carrera a sus espaldas. Engorda y adelgaza según el guión y nunca se pone feo. También protagonizó una de esas pelis de lavanderías que rueda la Coixet y en las que la gente llora mucho. Yo lloro más cuando veo el giro que está dando a su carrera y los bodrios comerciales que está protagonizando… Esperemos que no se nos hunda, aún está a tiempo.
Matthew Fox
1966 Pennsylvania (USA)
Parece ser que antes de protagonizar Perdidos ya había hecho algunos trabajitos en otras series de televisión que yo no conocía, pero el salto a la fama le llegó de la mano del Doctor Jack Shephard. Durante muchos capítulos dudé sobre quien era más morboso, si el macarra de Sawyer o el buenazo y plasta del doctor, pero dejando a un lado sus personalidades (que a fin de cuentas son capricho del guionista), el imponente físico de Matthew no tiene competencia alguna en la isla.
Wilfred Knight
1978, Francia
Según Out Magazine, este francés es la estrella porno del momento. Es un habitual en las producciones de Lucas Entertaiment y ha rodado en nuestro país Barcelona Nights. Madonna, que como ya hemos visto es muy lista, se fijó en él (¿qué haría esta mujer viendo porno gay en su casa?) y le dio un papelito en el video de Sorry. ¿Seguiremos viéndole en otros temas y otras cosas o continuará rodando las películas en las que más se luce? Yo desde que le descubrí en la portada de la revista Zero procuro seguir muy de cerca su carrera.
Quim Gutierrez
1981, Barcelona (España)
Para terminar, cuando me puse a pensar en qué famosillo español podría poner en mi lista para que no quedase coja, el primero que me vino a la cabeza fue Quim Gutierrez. Azuloscurocasinegro no está mal, pero lo que más destaca en ella por encima de la historia es el magnetismo de este chaval de Barcelona. No quiero saber qué ha hecho antes porque seguro que ha salido de alguna cutre-serie española tipo Al Salir de Clase y me daría bajón, pero a los que no hayan visto la peli de Sánchez Arévalo se la recomiendo YA.

lunes, noviembre 06, 2006

A pero B


Los que me conocen saben que soy la indecisión hecha persona, pero como no podía ser menos, soy un indeciso raro… Voy a poner dos ejemplos que lo explican perfectamente.

La elección del menú en los restaurantes.
Soy consciente de la importancia de ese momento y de la enorme presión que ejerce sobre mí la mirada del camarero y la de mis amigos cuando nos están tomando nota. Por eso trato de releer el menú 500 veces a una velocidad de vértigo, para decidirme por la opción más acorde a mis necesidades de ese momento... Así, en unas fracciones de segundo, intento hacer un repaso por todo lo que he comido en los días anteriores y si el día anterior comí pescado, me decido por la carne, y si ya he comido huevos dos veces esa semana, los descarto para que no me suban los colesteroles. De esa forma le suelto al camarero lo que quiero (siempre el último, eso si), intentando transmitir seguridad. Pero esa actitud segura desaparece instantáneamente porque en cuanto el camarero se gira y comienza a alejarse con la nota yo ya me he arrepentido y tengo que volver a llamarle para cambiar todos los platos. Ésto me ocurre todos los días.

Las compras.
Antes me encantaba ir de tiendas, lo reconozco. Para mí suponía un pasatiempo y disfrutaba enormemente cuando empleaba un día entero en ir de compras y probarme cosas. Hoy ya no. No sé cuando perdí esa ilusión pero ya no siento lo mismo. De todas formas como si que me gusta estrenar cosas cada temporada, he intentado cambiar un poco mis hábitos.
Me explico: si quiero comprarme ropa para este invierno y salgo de currar a las 7:30, acudo a 1 ó 2 tiendas que sé que suelen tener lo que me gusta y en 45 minutos salgo con las 3 ó 4 cosas que necesitaba. Nada de emplear un día entero en recorrerme varias tiendas y en probarme 40 cosas: directo al grano.

El problema es cuando llego a mi casa, saco todo de las bolsas y lo extiendo sobre la cama. Ahí comienzan las inseguridades (curioso que sea en la cama): ¿porqué me pillo una sudadera verde si ya tengo una parecida? Si ya tengo 2 jerseys de rayas… ¿para qué uno más?.
¿Por qué esas cosas no las pensaré en las tiendas?, me pregunto. Supongo que por la obsesión de decidirme por algo lo antes posible y salir pitando. Entonces vuelvo a colocar cada cosa en su bolsa, me aseguro de que conservo los tickets y a la mañana siguiente vuelvo a las tiendas a devolverlo todo y cambiarlo por lo que realmente me gusta. Así, siempre acabo empleando dos días en algo que pretendía resolver en 45 minutos. Genio y figura hasta la sepultura, como diría telecine…

¿Os pasan a vosotros cosas similares?

jueves, noviembre 02, 2006

Bomba Latina


Chico y Chica son uno de mis grupos españoles favoritos desde hace ya muchos años, a pesar de haber editado sólo dos discos.
Empecé a asistir a sus conciertos hace la tira de años. Supongo que el primero fue en el Nasti (creo que aún se llamaba Maravillas) y aunque no conocía ninguno de los temas que tocaron me atraparon a la primera: hacía tiempo que no escuchaba canciones tan frescas y divertidas, pero sobre todo me llamaron la atención esos momentos impagables entre tema y tema donde soltaban esos diálogos tan surrealistas que ya se han convertido en marca de la casa y que hoy en día la gente persigue más que las propias canciones.
Desde entonces les habré visto más de media docena de veces y claro, el grupo ha ido evolucionando y su puesta en escena también.

Que Chico y Chica ya no son lo que eran es algo muy obvio. A pesar de su genialidad, es cierto que han ido perdiendo algo de frescura por el camino... aunque también es cierto que han ido ganando en sofisticación. Muchos preferirán esta nueva faceta suya… Yo no, pero aún así siguen estando entre mis favoritos en este país y sigo luchando por colocarme en primera fila en sus conciertos para no perderme un solo gesto de Rose Manfredi.
Quizás sus letras se han ido volviendo un pelín más crípticas, mas marcianas… al igual que su música (Chantaja, a pesar de su genialidad, es un claro ejemplo). Pero aún así siguen componiendo verdaderos hits, que para mí suelen ser aquellos que mas se acercan al estilo que les hizo famosos (La Vez Que Mejor, Lady Olé o Vaquero nada tiene que envidiar a Supervaga o No me Preguntes la Hora).

Es posible que el Concierto que dieron en Halloween en el Elástico haya sido el más flojito de cuantos he visto... pero eso no quita que disfrutara como un enano. Puede que fuese por el repertorio o porque de tantas veces que les he visto, ya es imposible que me sorprendan como al principio. Y es que no se puede pretender, como pasa con Woody, que se sea igual de genial siempre.
Aún así, esos interludios que todos esperamos y que en este concierto se tradujeron en dos de sus momentos más delirantes no tuvieron desperdicio: El Momento Cuello Halder hay que vivirlo, no se puede contar en un post (que alguien lo cuelgue en el YouTube, please… necesito escuchar de nuevo el testimonio de la chica de Boston). Y el otro momento fue el de el concurso ¿De Dónde es Fulanita? (Por cierto, no conozco a Silvia Jato!!).
Y por supuesto estuvieron las canciones. Tocaron casi todos sus hits y presentaron alguna canción nueva como Bomba Latina. Imagino que habrá que escucharla en mejores condiciones para que se convierta en temazo, porque de momento pocos nos quedamos con su letra…

En resumen, que como ya dijo Telecine en su blog, lo pasamos genial y nos juntamos un grupete bastante alegre, entre los que había blogers y comentaristas famosísimos como el mencionado Tele, Lifeon, Mal, Uno, C.K.Dexter, 1Flash, Jko, Cosimo, Tb97 (y perdón si me olvido de alguien). Incluso conocimos a algún blogger como dpna y cuyo nick no le hace justicia en absoluto :-)
Y el miercoles, además, se cerró con el broche perfecto escuchando una voz que seguro dará que hablar... Y hasta aquí puedo leer, como diría la Gómez Kemp. ¡Gracias, Jekyll!

pd: Lifeon, la blogosfera no será lo mismo sin tí. Tómate un descanso y vuelve... ¡Mil besos!