jueves, julio 20, 2006

Yo también estuve allí!

Aunque ya ha quedado un poco atrás y aún a riesgo de que esta crónica del Summercase ya no interese demasiado, si que haré un breve (ejem...) resumen de lo que más me gustó y lo que más me decepcionó del festivalillo en cuestión.

VIERNES 14
El primer día quedé con Lifeonmars y otros amigos relativamente pronto (a eso de las 6), ya que no sabíamos que tal iban a funcionar las lanzaderas y no queríamos hacer el pardillo. Pero todo fue de maravilla y no serían más de las 7 cuando nos soltaron allí.
Lifeonmars tenía interés en ver a The Paddingtons y aunque yo no los conocía, reconozco que como comienzo no estuvo nada mal… desde luego mucho mejor que The Dandy Warhols, que aunque no me esperaba gran cosa de ellos, fueron un coñazo importante (el cantante ni siquiera era mono como en los videos). Un bluff, vamos.
Todo lo contrario que The Divine Comedy, un grupo del que tenía buenísimas referencias pero que no pilotaba mucho... y me terminaron encantando. Vienen a ser como un cruce entre Pulp y Bowie (vaale… la comparación supongo que no es muy original) y lo que vimos de su actuación me gusto muchísimo. Allí nos encontramos con El Becario y ya estuvimos juntos casi toda la noche.
A continuación nos fuimos corriendo a ver a The Bell Orchestre, que se decía que eran tres de los Arcade Fire y parecían interesantes. No se, la cosa es que entramos en la carpa y vimos a unos tíos todos de blanco y tocando muchos violines. Como no se trataba de ver el concierto sino de asomarnos a ver que se cocía allí, cumplimos y nos piramos raudos a ver a Starsailor. El cantante este si que es guapo y tienen un temazo que en su versión MegaMix sonó un montón en todas partes (yo lo tengo en un recopilatorio del Razzmatazz). Muy divertidos también, pero como queríamos verlo todo no podíamos quedarnos a casi ningún concierto entero y de allí pasamos de nuevo a la carpa a ver a Rufus Wainwright. Era la primera vez que le veía en directo y aunque todo el mundo me dijo que ni el sitio ni el concierto que iba a dar (el solito, sin acompañantes) serían lo mejor para juzgar su puesta en escena, a mi me encantó. Tocó todos sus hits, algunos en compañía de su hermana, y todos tan contentos. De Rufus a The Happy Mondays: aquello si que fue el delirio. Apenas 3 ó 4 canciones nos bastaron para comprobar que Shaun Ryder y compañía siguen como siempre de zumbados, borrachos y divertidos. Lo de New Order fue una tremenda decepción, sólo comparable, -y espero que no vuelen cuchillos- a lo que sentí al ver a los patéticos Simple Minds en La Riviera: unos abueletes tratando de animar al personal, cosa no demasiado difícil por la entrega incondicional de sus seguidores, pero que a mi me produjo un pelín de sonrojo. Solo Blue Monday logró animarme un poquillo. Primal Scream cumplieron, a pesar de que su ultimo CD me parece una basura (pero es que cuando tocan Svastica Eyes les perdonas todo) y de Keane sólo diré que regalo sus cds a quien los quiera. Yo era muy fan del primero y el segundo casi me convenció, pero ese directo fue el que mas vergüenza ajena me supuso de todo el festival, con el mofletes del cantante intentando hacerse el épico mientras aporreaba el piano. De verdad que lamentable.
Después nos fuimos a bailar un poco al ritmo de lo de Chemical Brothers, pero estábamos tan agotados que cuando en un momento dado nos cruzamos con un ángel que se ofreció a llevarnos a casa en coche, no lo dudamos ni un segundo y a la media hora estábamos en Pza. de España, a dos pasitos de casa. Y a descansar para la segunda jornada.

SÁBADO 15
El sábado, de nuevo con Lifeonmars, llegamos un poco antes de que comenzaran Astrud. Yo, que he sido un enemigo implacable de estos dos, reconozco habérmelo pasado muy bien…. Y encima tocaron la versión de Bailando, de Paradisio, cosa muy rara según me contaron. Lo mejor: el look de Genis… mejor verlo.
Y de Astrud a la borrachera divertidísima de Adam Green: ese chico se ha quedado enganchado de Madrid (a saber por donde le llevarían, pero se ve que las obras y las zanjas le importaron poco) y a pesar de esas copas de más, supo dar un buen concierto (ver el Youtube para comprobarlo).
Belle & Sebastián me encantaron. Hubo quienes dijeron que estaban más cursis que nunca, pero con un CD tan bueno bajo el brazo, era imposible que dieran un mal concierto. A mi me parecieron geniales y muy muy simpáticos. Tras éstos aprovechamos para descansar un poco y tomarnos un asqueroso bocata, y una vez que repusimos fuerzas, nos lanzamos a la carpa a ver a Sigur Ròs. Geniales, aunque como Rufus, su directo quizás sea mejor en un recinto cerrado o en un teatro. Aún así muy buenos….
Y a continuación vino uno de los platos fuertes de la noche, no tanto por la calidad del concierto sino por el espéctáculo que dieron: Daft Punk.
Estos en directo vienen a ser como los Chemical, pero mientras que los segundos basan su espectáculo en las proyecciones, éstos lo hacen con un Megamontaje Supercafre y Muy Bestia de luces, neones y rayos lasers… de verdad que había que estar allí para creerlo, cualquier descripción que pueda hacer se va a quedar corta. Y claro, tras este subidón de adrenalina, lo de Massive Attack (irreprochable en todos los aspectos) me decepcionó un pelín. Desde luego estaban a años luz de su anterior gira… pero es que quizás por no traer nada nuevo tampoco tuvieron mucho que aportar y para mí fue una de las grandes decepciones del festival. Aún así, su directo sigue estando por encima de la media.
El fin de fiesta vino a cargo de Fat Boy Slim (cómo se lo pasaba el muchacho rodeado de Smilies por todas partes!) y de James Murphy, poniendo un musicón increíble para cuatro gatillos que estaban en la carpa. Y de nuevo apareció el ángel del día anterior y nos fuimos con él en coche para el centro. Seguro que él no es consciente del favor que nos hizo, pero yo desde aquí le doy las gracias por si alguien lo lee y llega a sus oídos.


En resumen, un gran festival para una ciudad que hace tiempo que se merecía algo de este estilo, que parecía mentira que en Madrid sólo tuviésemos el Metrorock y el Festimad. Ah…! y la compañía, inmejorable ( a falta de Meltorm, al que no pude ver a lo largo de los dos días, y mira que me dio rabia).

12 Comments:

Blogger eppes said...

Yo reconozco que llevas razon con lo de New Order, que últimamente no han estado haciendo grandes conciertos ni nada, pero a ser honestos, son una banda que tiene muchisimas canciones flojiiiiiiiisimas, claro, las buenas son gloriosas y eso les salva. Igual yo fan ciega (que no sorda)
Me alegra leer que los Happy Mondays estuvieron bien, aunque claro, de molesta diré que si sólo hicieron 40 minutos no está mal, pero por dior, esos muchachos están fatal! Geniales los dientes nuevos de Bez ;)
Ruffffffffffus! ay, creo que hasta se me ha cambiado de sitio el corazón, que muchacho!

7/21/2006 12:40 a. m.  
Blogger meltorm said...

siempre nos quedará París querido.

7/21/2006 8:54 a. m.  
Blogger Cosimo said...

He leído tu crónica con avidez y ahora pienso que debería haber estado allí...
Pero bueno, me alegra que disfrutes tanto de la música.
Lo de Keane yo ya lo ví venir con su primer disco. Son más pesaos que una vaca en brazos...

7/21/2006 10:22 a. m.  
Blogger Xabi said...

eppes... si es que yo en la época dorada de NO andaba en otros temas y otras cosas. Reconozco haberme perdido algo muy importante y ahora ya no he podido subirme a ese tren. Y claro, les ves en directo y a no ser que seas muy fan y les perdones todo, te dan un poco de penita... Aun así, ya quisieran muchos grupos seguir sacando discos como el "Waiting for the sirens call" después de tantos años!
Los Happy me parecieron geniales, y Rufus también. A ver que tal ese doblete en Benicassim...

¿Hay un Festival en Paris? jajaja... bueno, no te creas que no me dio rabia, meltorm, pero ya habrá otra ocasión!!

7/21/2006 10:25 a. m.  
Blogger Xabi said...

Cosimo, te has colado mientras escribía!
Pues no se, yo cuando oí el "Hope & Fears" de Keane, no se si es que me pilló en un momento tonto o simplemente me pareció un buen disco, pero lo disfruté mucho. Creo que lo peor ha sido verles en directo convertidos en megaestrellas deseando quitarles el trono a U2 o Coldplay. De verdad que daba verguenza ajena... pero aún así, no les negaré que tienen grandes canciones!!

7/21/2006 10:28 a. m.  
Blogger uno said...

¿Has recuperado ya tu ordenador?
Es verdad que Madrid se merecía un Festival en condiciones y leyendo tu crónica me he arrepentido un poco de no haberme animado.

7/21/2006 5:38 p. m.  
Blogger mal said...

yo no estuve pero lo vi en youtube.

7/23/2006 2:45 p. m.  
Blogger Xabi said...

uno... perdón por el retraso. Si, en teoría me arreglaron el ordenador, pero solo en teoría. En la práctica he observado que sigue fallando igual, así que supongo que me tocará volver a llevarlo. Pero lo voy a dejar para cuando me pire de vacaciones para no estar estos días sin el.
Lo del Summercase fue una gozada... pero no te voy a perdonar que cuando nos vimos en la terraza de Chueca, no dijeras nada de lo de después!!! La próxima no te escapas :-))

Mal, youtube la suerte de verlo en directo. Y a Roly Madonna también...

7/25/2006 10:31 a. m.  
Blogger coxis said...

venga muchacho... ¿dónde estás escondido? que se te miss

7/27/2006 12:33 p. m.  
Blogger Xabi said...

Coxix... es que últimamente estoy muy vaguete, lo reconozco. Ya te contesté en tu post, pero si, yo fui carne de cine-estudio (no se si eso es bueno o malo, por la edad) y al Ideal fuí mucho, por entonces llamado "El palacio del Terror". Su fachada estaba pintada como el tren de la bruja, con motivos de la peli "Heavy Metal", con el aguilucho ese volado con la tía en bolas encima...

7/28/2006 3:53 p. m.  
Blogger coxis said...

arrrfffff... ¡qué envidia!
lo que habría disfrutado yo en esas maratones...

7/28/2006 5:04 p. m.  
Anonymous periferico said...

Por fin un festival decente en Madrid.
Larga vida al Summercase!!

8/04/2006 11:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home