jueves, febrero 09, 2006

Yo Solo Queria Un Cafe


No hace mucho me tomaba una cerveza con un amigo que suele rondar por aqui, en un conocido bar leatheron de Madrid.
Uno, que tuvo un pasado, frecuentó ese bar con asiduidad aunque ahora lo haga de Pascuas a Ramos. Y en esa ocasión el motivo de mi visita era saludar a un conocido que entonces trabajaba de portero.
Pues alli estábamos, en la puerta, manteniendo una charla distendida un domingo cualquiera de una tarde de verano, cuando ocurrió algo muy curioso. Una mujer que rondaría los 55-60 años, se acercó tan pancha e intentó franquear la puerta como quien entra en "Nebraska". A continuación reproduzco el diálogo entre los dos, que se mantiene en mi cabeza fresco como una lechuga:

Portero: Lo siento señora, pero no puede pasar aquí.
Señora: ¿Y eso?
P: Se trata de un bar exclusivamente de hombres, señora. De verdad que lo siento.
S: ¿Solo de hombres? ¿Un bar gay, quiere decir?
P: Eso mismo.
S: Pero yo sólo vengo a tomarme un café...
P: Señora, por la zona hay muchos bares donde puede tomarse ese café. Bares gays, mixtos y de todo tipo... pero en este concretamente tenemos reservado el derecho de admisión y no se deja entrar a mujeres.
S: ¡Pero bueno! Y luego decís... ¡Si sois vosotros mismos los que os discriminais! A quien le puede molestar que yo me tome un café ahí dentro.
P: Seguramente a mucha gente. En este bar existe un codigo de ropa...
S. ¿Y que tengo que ponerme para entrar?
P: No se trata de eso. En este bar puede haber gente practicando sexo y se pueden sentir molestos con su presencia.
S: ¡Pero si yo no voy a mirarles! Pueden hacer lo que quieran mientras me tomo el café...
P: Lo siento de verdad, señora. No puedo hacer otra cosa.
S: ¡Qué verguenza! Os mereceis la discriminación y todo lo demás... sois vosotros los que os lo buscáis, ¡hasta nunca!

Y la señora se fué toda indignada ante la estupefacción de los que asistimos al encuentro.
Evidentemente esto me hizo preguntarme muchas cosas: ¿Tenía razón la señora? ¿Tenía razón el portero o los dueños del local? ¿Era una periodista de "La Razón" o una diputada del PP buscando argumentos que esgrimir contra la ley del matrimonio entre homosexuales que por entonces estaba en pleno debate? ¿Deberían existir este tipo de locales, o como hacen los escandinavos todos los bares deberían ser de acceso libre? ¿Es más liberal un país donde puedes elegir entre muchos tipos de locales, o uno donde solo puedes ir a bares mixtos?
Mis respuestas ya las se. ¿Las vuestras?

14 Comments:

Blogger mal said...

fui testigo de esta escena y también me quedé a cuadros. en el fondo pienso que cada cual es dueño de sus decisiones y sus consecuencias. yo hubiese dejado entrar a esta mujer, que sabía perfectamente que algo se cocía dentro. estaría bien que se topara con dos tíos dándose por culo en la barra y que saliera corriendo a contárselo a sus amigas porque para que exista una plena conciencia de lo que es la realidad social es necesario que se abran las puertas de par en par.

pd - solo estaba visitando al amigo portero de xabi :)

2/09/2006 11:39 p. m.  
Anonymous TB97 said...

Pues tiene su gracia, pero en parte esta moza lleva razón. Yo tuve hace poco movida en el foro de madbear porque íbamos un grupo como de 10 muchachotes a la quedada de diciembre y no dejaron entrar a una amiga de uno. Yo hablé de discriminación absurda (una mujer puede entrar en cualquier encuentro madbear, pero no en esta quedada -¿?) y me dedicaron cada perla... Por lo visto molesta que si te están comiendo el rabo (o al revés) haya una mujer cerca (¡!) Un hombre no importa. Que si los quiris no quieren ver mujeres, etc, etc. Y me pregunto: ¿Y si no quieren ver negros? ¿Tampoco entran? ¿Y a mí en otro sitio es normal que no me dejen entrar por tener barba? Otra razón que aducían es que es como un encuentro de divorciados, que sólo es para divorciados (¡¡¡!!!) Sin comentarios.

2/10/2006 2:43 a. m.  
Anonymous MM said...

Pos yo también estaba en el bar y tengo ke decir ke me dió la impresión de ke la tía veía con ganas de montar el follón. Anda ke no hay clubs privados donde sólo dejan entrar a socios y nadie se rasga las vestiduras..

2/10/2006 9:35 a. m.  
Blogger mal said...

tb97, estoy de acuerdo. si pretendemos que el mundo se abra a nosotros, nosotros nos tendremos que abrir al mundo.

mm, pienso que no venía a montar un follón si no a follar un montón...

2/10/2006 10:09 a. m.  
Anonymous TB97 said...

Pues que lo anuncien como club privado, mm. Por cierto, si estamos hablando del Eagle, por lo visto hacen un café bien rico, y creo que por las tardes pueden entrar niñas (en la barra de la entrada).

2/10/2006 11:00 a. m.  
Anonymous Skywalker said...

Te falla el planteamiento 1. En escandinavia como aquí, un bar leather es un bar leather. Otra cosa es que no haya bares de ambiente normal...
2) mi pregunta es dónde está ese portero pacientosisímo.. por mucho menos de eso te matan en otros locales...
3) A mí esa tía me parece una hijadeputa. Odio a la gente que viene a molestar ¿o alguien se cree que iba a tomarse un café sin mirar y sin decir nada?
4) Otra vez confundes bares con sitios leather. Digo yo. Una cosa es un bar y otra un garito leather con dress-code, etc...
(hoy estoy de muy mal humor, perdonadme9

2/10/2006 11:02 a. m.  
Anonymous C.K.DEXTER HAVEN said...

Me temo, chicos, que esa señora de la que estáis hablando era mi tía Eduvigis, con quien yo vivía por aquel entonces y quien llevaba ya unas semanas un poco mosca por unas revistas que me había pillao debajo del colchón... Ese día decidió seguir mis pasos cuando salí de casa. Vaya bronca me cayó cuando regresé!!! Que vaya sitios a los que voy, que qué vergüenza había pasado ella en la puerta, que sólo quería saber cuáles eran las prácticas habituales para comprenderme mejor, que así no voy a ningún sitio, que me estaba echando a perder...
En fin, menos mal que, según ella, había coincidido en la puerta con dos chicos muy monos: uno de ellos con un lejano acento americano de la costa este y otro, barbado él, que le estaba comiendo la orejita al primero. Ay, c.k., me dijo, si tú fueses tan formal como ellos... A partir de ese momento cambió mi vida.
Gracias, tía Eduvigis, por abrirme los ojos. Desde aquí te mando muchos besos y dile al tío Ramón que pronto iré a verle, que desde que le operaron de la próstata no le he visto.

2/10/2006 11:19 a. m.  
Blogger Xabi said...

Ay, no se... yo tengo pensamientos encontrados.

En un mundo ideal todos los bares deberían ser de acceso libre y el tiempo iría colocando cada uno en su lugar. Si yo voy por primera vez a un club, y resulta que éste está lleno de pijos engominados, no repetiría. Así, el tiempo lo iría convirtiendo en un "Pacha" -por poner un ejemplo- y todo el que va sabría dónde se está metiendo.

Pero que le voy a hacer... Supongo que estoy de acuerdo con el derecho de admisión.
Si yo pongo un bar, creo que tengo derecho a elegir el público que quiero tener.
Y creo que el público tiene el mismo derecho cuando entra en un local. La libertad no reside en que todos los lugares sean de libre acceso, sino en tener el mayor abanico de sitios posibles para poder elegir.
Si a uno le molesta tener sexo en un garito mientras le mira una señora de mediana edad, le entiendo y le respeto. El 95% de los bares gays de Madrid son mixtos y MUY liberales (solo un 5% tiene normas más estrictas, que suelen ser los clubs leather), y esa señora puede ir a cualquiera de ellos sin molestar a nadie. Yo no he visto llamar la atención a ningún hetero en un bar gay por darse el lote con su novia, pero si he asistido a lo contrario. Ponte con tu ligue, no ya a hacerle una mamada, sino a darte un inocente morreo en un bar del barrio Salamanca. A los 5 minutos habría un segurata pidiéndote moderación para no herir los sentimientos de las personas que te rodean...

Yo quiero que el mundo se abra a nosotros... y por supuesto que nosotros nos abramos al mundo, pero no eliminemos el derecho de determinadas personas a tener un sitio donde pueden hacer lo que quieran a sus anchas, ¿no? Y a quien no le guste, pues que no vaya... Y que no utilicen esa excusa para hablar de guetos porque no van por ahí los tiros!

Menos mal que tengo un testigo de la historia, MAL :-))

TB, seguro que en ese momento pudo parecer injusto lo de tu amiga, pero hablábamos de un día muy concreto y de una fiesta muy especial, ¿no? Aunque es cierto, los sitios donde se exige un Dress Code deben anunciarlo en la puerta

MM, no se si iría a montar follón, no conozco a esa chica… supongo que a veces es curiosidad mas que otra cosa.

Sky, yo estuve en Estocolmo este verano y no sabía que había bares leather: pensaba que todos eran mixtos y que éstos estaban prohibidos, y me pareció fatal. Pero seguro que yo no me informé lo suficiente y las amigas (encantadoras) que nos hicieron de guías tampoco supieron explicarnos…

CK! ¿ya has vuelto de tus viajes? Me alegra tenerte de nuevo por aquí… dile a Edulvigis que se meta en el blog y nos explique :-))

2/10/2006 11:54 a. m.  
Blogger jko said...

qué complicado está el mundo blogger ultimamente... realmente no tengo respuestas para esto... es muy curioso y me llama mucho la atención...

creo que no habéis mencionado hasta ahora a qué hora ocurrió tal cosa... igual arroja nueva luz sobre la situación ¿?

2/10/2006 12:25 p. m.  
Anonymous TB97 said...

Hombre, que la moza esa no pintaba nada en el Eagle (o el sitio que fuera) está claro. Pero lo de lo encuentros osos sí me parece absurdo. Que 3 fiestas al año se admitan mujeres y 1 no porque es una quedada... Yo, de verdad que no lo capto. Además, que las mujeres que suele haber en los sitios de osos se las ve perfectamente integradas. Vamos, que suelen estar acompañadas de amigos y no van a reírse del personal. ¿Realmente os da apuro daros la paliza delante de una mujer y no de un hombre? Es que me parece algo peligroso disculpar estas cosas: bueno... es solo una vez al año... tampoco las lesbianas dejan entrar a los hombres... etc, etc, porque a este paso acabo por no entrar en los bares por feo. :-p

2/10/2006 1:27 p. m.  
Blogger Xabi said...

Eran las 6 de la tade o así, jko... la hora del café.
Estoy contigo en que estas cosas son curiosas y es dificil tener a todo el mundo contento.

El caso que cuentas, TB, pues no se... yo nunca he ido a una quedada de nada. Pero suena un poco chorra, si.
En cuanto a lo de darme besos delante de una mujer, no me da corte, claro está (y si es La Turner menos). Pero me imagino que al que se ha plantado los chaps, y se ha tumbado en el sling -y no precisamente a echarse una siesta-, no creo que le de mucho morbo que Mrs. Marple le mire mientras se toma un café :-))

2/10/2006 2:00 p. m.  
Blogger meltorm said...

primero: buenísimas tardes (que es la primera vez que posteo por aquí y no esta de mal un pelín de educación).

segundo: no conozco el local y que no he salido mucho por Madrid e imagino que lo más parecido al bareto del cual hablais es el Hot. ¿me alejo mucho?. en cualquier caso, apoyo la libertad del dueño de cada local para hacer y dejar entrar en el a la gente que quiera y según el criterio que desee. Por algo es un negocio.

Pero imagino que si entro vestido de cuero, con el culete al aire y dentro me encuentro a una "tipa" como la de la foto, que además no deja de mirarme, seguramente no volveré de nuevo a entrar al mismo local.

Yo estoy por la apertura y la integración, pero no por el exhibicionismo sexual, que uno es muy mirado y se corta antes de sacarse el nabo según delante de que gentes. es que pal sexo, como que no necesito demasiados expectadores.

2/10/2006 7:08 p. m.  
Anonymous mogkumo said...

está claro que la señora quería entrar, alguna cosa querría comprobar ella.
independientemente de si están follando allí o no dos tíos (pues problema suyo si les molesta que se pongan a follar allí, que no se pongan), el crear recintos privados por cualquier motivo (sexo, tendencia sexual o color de los calcetines) no está bonito.
que haiga integración para los gais menos en los sitios que yo no quiero?

2/10/2006 7:40 p. m.  
Blogger Xabi said...

Hola meltorm, bienvenido! No se como llegaste al blog pero sea como sea, entra cuando quieras. Y me encanta la foto de tu perfil :-))

Mog, la integración debería estar por encima de que existan bares sólo para hombres o para mujeres.
Si hay hombres que desean estar en un bar exclusivamente gay, me parece absolutamente respetable, comparta o no su forma de pensar.

2/10/2006 9:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home