martes, febrero 28, 2006

Thriller


Cuando hago repaso a mi discografía y trato de pensar cual es el mejor disco que hay en ella, siempre llego a la misma conclusión: “Thriller”, de Michael Jackson.

Yo conocía vagamente a su autor por su anterior disco, “Off The Wall” y por ser uno de los integrantes de los “Jackson Five”, pero se puede decir que fue con ese disco con el que le descubrí. Y es que la lista de temas memorables que se incluyen en el es abrumadora.
“Thriller”, el tema que da título al album, es una obra maestra indiscutible. La voz de Michael Jackson, la producción de Quincy Jones, el recitado de Vicent Price, el video que la acompañaba… todo ello hizo de este tema uno de los más famosos de su autor e hizo que el álbum fuese el más vendido de la historia (¡45 millones de discos vendidos en todo el mundo!). ¿Quién no recuerda aquella nochevieja de 1982 en la que se estrenó el video en el programa de fin de año, cuando media España estaba pegada a la tele? Yo me quedé boquiabierto y, evidentemente, fue mi regalo del día de Reyes.
Pero el álbum tiene otros temas memorables: “Wanna Be Startin’ Somethin” te deja sin palabras. “Beat It”,aunque comenzaba a mostrar ese ramalazo pseudo-jevilongo que tanto gustaría posteriormente a Jacko y al que tanta manía acabaría por coger yo (con esa guitarra de Eddie Van Halen) es otra obra maestra. Y “Billie Jean”, que para muchos es uno de sus mejores temas y una de sus mejores interpretaciones, tampoco admite comentarios.
Las baladas del album (“The Girl Is Mine”, “Human Nature”…) me gustan algo menos, pero eran el complemento ideal para un álbum sin ningún tipo de fisuras.

La lástima es que Michael Jackson fue victima de su propio éxito: Ni el todavía interesante “Bad”, ni el flojito “Dangerous”, ni el espantoso “Invincible” (con un sinfín de recopilatorios de todo tipo de por medio) pudieron hacerle sombra a una obra tan grande como “Thriller”.
No voy a hablar ahora de en qué se ha convertido porque la historia la conocemos todos.
Sólo señalar la pena que me da que por todas las gilipolleces que está haciendo últimamente y por todos los recopilatorios-basura y canciones jevilongas que sigue sacando, nos olvidemos de quien llegó a ser este señor en los años 80: el autor de unos de los mejores discos de la historia de la música (con permiso de “Prince”).

lunes, febrero 27, 2006

Baile De Cifras


Lo de las manifestaciones en este país es como el festival de Eurovisión: la primera parte es el evento propiamente dicho, y luego viene lo de “guayominí, one point”, o sea, el recuento.

La horquilla entre lo que dicen unos y lo que dicen otros suele ser demencial. En la que montó el PP el sábado, los organizadores y La Comunidad de Madrid aseguran que asistieron más de 1.700.000 personas. 110.000 según la policía y la Delegación del Gobierno. Algo así como un millón y medio de personas por arriba o por abajo.

En la última manifestación a la que yo asistí, que fue la del Orgullo y Prejuicio, ocurrió algo similar. Todavía recuerdo a Carla Antonelli desgañitándose sobre el escenario de la Plaza de Colón cual niña de San Ildefonso: ¡¡¡¡¡¡Dooooos milloooooones… sómos dooooos milooooones!!!!! Y según la policia y La Comunidad de Madrid, no llegábamos a los 100.000…

Y yo me pregunto, ¿ahora que cualquiera puede tener en su casa el Google Earth, que nos proporciona unas vistas espectaculares de nuestras ciudades desde el espacio, será tan difícil calcular de una forma realista la cantidad de gente que va a un evento de estos? En “Enemigo Público” , una peli muy flojita pero que planteaba cosas interesantes, nos explicaban cómo hoy en día nos tienen vigilados de tal forma que te pueden ver una cana desde un satélite espía… así que qué no me vengan con milongas.

Yo no sé la de este sábado… lo cierto es que no quise ni mirar las imágenes de Telemadrid para no ponerme de mala leche, pero en la del Orgullo pasado lo de los cien mil sonaba a cachondeo. Claro que siempre que el recuento no favorece lo que nosotros queremos, nos parece manipulación.

Dicen que el cálculo es muy sencillo: se cogen los metros cuadrados del recorrido, se mete a dos, tres o cuatro personas en cada uno (según vayan de apiñadas en cada tramo) y se hace la multiplicación. Pero claro, esto es muy relativo. Intenta meter en un metro cuadrado a más de dos señoras del barrio Salamanca: imposible. Con esos cardados y los abrigos de visón a lo Norma Duval ya es un mérito que quepa una. Sin embargo en el Orgullo, cómo el que se manifiesta suele ir más ligero de ropa y es mas dado al arrejuntamiento, puedes meter a muchos en un solo metro…

De todas formas, no nos vendría mal acordarnos de aquello que decía Mecano en "Japón": “En un metro hay dos…”

sábado, febrero 25, 2006

V de Vendeta


Hace 10 días, un supuesto “fallo técnico” en los informativos de La 2 de TVE permitió que todos los espectadores que se encontraban viendo un reportaje sobre las torturas en Abu Ghraib, contemplasen con estupor la aparición, entre tortura y tortura, de una famosísima estrella mediática: Mariano Rajoy.

El revuelo que dicho “fallo técnico” provocó en los medios y sobre todo entre los políticos hizo que el portavoz del PP Eduardo Zaplana, indignadísimo, comenzara a pedir las dimisiones correspondientes. Yo le entiendo porque, independientemente de que fuese un error humano o una estupidez hecha a propósito, ¿a qué mente retorcida se le puede pasar por la cabeza que Rajoy o el Partido Popular estuviesen relacionados con las masacres que se están cometiendo en Irak? ¿qué tienen que ver los miembros del anterior partido en el gobierno con todo aquello?. Me imagino a Rajoy, cual Carmen Maura en una de las mejores películas de Almodóvar, llorando por las esquinas preguntándose “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”

Pues bien, no han pasado ni 10 días de todo aquello cuando asistimos a otro “fallo técnico”, esta vez –y como no podía ser menos- en Telemadrid. En el informativo “Diario de la Noche”, de Tele-Espe, se emitieron el pasado lunes unas imágenes de tres encapuchados de ETA sobre las que aparecía el rótulo: “Palacio de La Moncloa, 10 de febrero de 2006”. Así de simple. Y qué casualidad, la misma semana que el Partido Popular, utilizando el dolor de varias Asociaciones de Víctimas del Terrorismo, ha convocado otra de sus manifestaciones (y van…) por las calles de Madrid.
Los responsables de dicho programa han atribuido este error a “un fallo de sincronización” y ahora son los socialistas los que exigen a dicha cadena y al PP que pidan perdón a los espectadores y al presidente Zapatero.

En el incidente anterior, el director de comunicación de TVE dijo que "La imagen de Mariano Rajoy en el Congreso procedía de un vídeo que se emitió posteriormente y que, por una lamentable equivocación humana, se 'coló' durante unos segundos cuando estaba finalizando la noticia de Iraq"
Zaplana advirtió que esa disculpa no le parecía suficiente y que iba a continuar luchando "para que se conozca el escándalo de las decisiones que está dispuesto a tomar el Gobierno, en este caso a través de TVE, con tal de criminalizar y poner contra las cuerdas al PP".

¿Será este el comienzo de la vendeta que se ha propuesto el PP para que se conozca la verdad? Yo no sé cual serían las causas reales del primer fallo técnico (desde luego me cuesta creer lo de un error a la hora de editar el programa), pero de lo que no me cabe duda son de las causas del segundo. Qué asco me dan algunas cosas…

miércoles, febrero 22, 2006

Me Gusta La Revista


Y no la de Lina Morgan, precisamente. La primera revista de verdad que me compré fue una alemana espantosa que se llamaba “Bravo”, que venía a ser el origen de lo que aquí se llamó “Superpop”. Ambas eran revistas para quinceañeras, plagadas de fotos y pegatinas destinadas a las carpetas de las adolescentes, y que mas que de música, hablaban de cotilleos sobre los grupillos para fans de aquella época.
Ni que decir tiene que su calidad era patética y que lo único que me hicieron descubrir, viendo aquellas fotos, fue que yo no era como el resto de mis compañeros de colegio.

La siguiente revista que empecé a comprarme fue “El Gran Musical”, la versión en papel de “Los 40 principales”. ¿Quién no recuerda a Joaquín Luqui por la radio diciendo aquello de “¡Poster Super a todo color de Miguel Bosé y Obús!”…
“El Gran Musical” comenzó siendo un poster gigante plegado que incluía toda la información al dorso. De ahí pasó a convertirse en periódico y más tarde en revista a color. La verdad es que para la época no estaba nada mal, y desde luego era infinitamente mejor que las que la Cadena 40 ha venido sacando con posterioridad.

“El Gran Musical” comencé a compaginarlo con la revista de cine “Fotogramas”, y creo que esta segunda ha sido la que más tiempo he comprado. “Fotogramas” ha sido y es la revista de cine por excelencia, muy por encima de cualquier otra, como esa copia absurda que es “Cinemanía” u otras que son algo más intelectuales pero que nunca llegaron a gustarme del todo, como “Dirigido por”.
Creo que “Fotogramas” ha bajado bastante de calidad, sucumbiendo a la presión de productoras y distribuidoras cinematográficas que no la dejaban hacer una mala crítica de ninguna de las películas de las que hablaba. Pero como cada vez más, los periódicos comenzaron a incluir suplementos de cine muy extensos y mucho más actualizados (al ser semanales), dejé de comprarla.

Nunca fui consumidor habitual de revistas de tendencias. En mi época se llevaba mucho comprar el “The Face”, pero como el inglés nunca ha sido mi fuerte y a mi me gusta leerme las revistas de pe a pa, nunca llegué a engancharme.
Si que me enganché a una de las pioneras de este tipo de revistas en nuestro país, que fue “Neomanía”, más tarde reconvertida en “Neo2”. Creo que esta revista tiene el mérito de ser la primera de su estilo en nuestro idioma y una de las mejores en su género no sólo en nuestro país sino fuera de él. Pero como las tendencias y la moda -a la hora de leer- nunca me han parecido lo más interesante, enseguida me enganché a otras revistas, curiosamente todas gratuitas, que hablaban mas de lo que a mi realmente me gustaba, que era la música.

Así, a día de hoy, soy adicto a GO (para mi gusto la mejor revista musical de este país, muy por encima de RDL, y que además tiene unas secciones chulísimas sobre cine y tv) y en menor medida a “H” y “Mondo Sonoro”.
Recuerdo con especial cariño “AB”, una de mis revistas favoritas durante el tiempo que se editó y que de la noche a la mañana dejó de disribuirse (al menos en Madrid).

Del mundo gay reconozco leer asiduamente el “Shangay” (las demás tipo “Odisea”, “Colega” o “Nois” me parecen verdaderamente horribles) y el “Zero”, pero no porque me la compre sino porque llega a mi trabajo y la recepcionista de mi agencia, cada vez que la recibe, me llama a voz en grito diciéndome “¡Xaaaaaaabi…. ya llegó tu revista!”

martes, febrero 21, 2006

Entenderas


¿Por qué cuando un “artista” empieza a estar en declive, ya sea porque no vende o porque los gustos cambian, su discográfica intenta quemar un último cartucho para ver si se hace un hueco entre el público gay?

Esta tarde ojeaba el “Shangay” y veo un anuncio a toda página del nuevo álbum de Manu Tenorio. La verdad es que no soy quien para asegurar si su carrera está o no en decadencia (no sabría tararear ni uno de sus temas), pero algo se deben oler los de Vale Music cuando titulan su nuevo disco “Entenderás” y lo anuncian a toda página en la revista gay por excelencia.
A continuación veo otra página dedicada a “Diva” (olé por la originalidad del nombre), el nuevo trabajo de Paloma San Basilio, un cd doble más un dvd con todo lo que el gay de hoy en día pueda desear (y más), de la Barbra Streisand española.
Estos son sólo dos ejemplos, pero la lista podría continuar con Mari Trini, Camilo Sesto… incluso OBK. Estos últimos, cuando intuían que ya no vendían como antes, van y se sacan de la manga un cd cuyo video de presentación (valoraciones artísticas aparte) era toda una declaración de intenciones.

Me jodería un poco reconocerlo porque les admiro mucho, ¿pero podría toda esta historia haberse iniciado de alguna forma con Fangoria?. Durante los años 90 editaron “Salto Mortal” y los 3 Vulcanos (4 grandes discos, sobre todo el primero), y no se comieron un rosco entre el gran público. Alaska, que a lista no le gana nadie, empieza a subirse a la carroza del Shangay el día del Orgullo, y de la noche a la mañana se convierte en la musa de todo Chueca. ¿Resultado?: se forra a vender discos. Evidentemente las diferencias con los ejemplos que mencioné antes son abismales, ya que “Una Temporada en el Infierno” es un pedazo de disco difícil de superar. Pero los de las discográficas se quedaron con la copla y descubrieron el filón. Y así, mediante maquiavélicas artimañas, y normalmente con la revista “Shangay” como aliada, fueron a la caza y captura del gay despistado que, sin controlar mucho de música, trataba de buscar entre sus páginas un referente musical con quien identificarse. De todos es sabido que dicha revista siempre se ha caracterizado por querer lanzar de la nada o querer salvar del fracaso a mucho cantante de segunda, intentando convertirlo en un icono gay.
Pero ¿por qué? Esa es mi pregunta. ¿Es que el mundo gay (y mira que odio generalizar) es tan agradecido que es capaz de tragar con cualquier cosa? Ya se que el gusto musical en este país no es demasiado exquisito (basta con ver las listas de ventas), ¿pero por qué esa obsesión por tratar de colar en mercados muy concretos a cantantes trasnochados antes de su retiro definitivo?

¿Alguien lo entiende?

domingo, febrero 19, 2006

¡Achus!


Parece ser que ya la ha palmado en España el primer pajarillo a causa de la dichosa gripe aviar (ahora se empeñan en decir aviaria pero a mi eso me suena raro… si nos han acostumbrado a una cosa ¿a qué viene lo de cambiarle el nombre?)
Sea como sea, si se llegase a comprobar que las causas del fallecimiento han sido esas, el pájaro que se han encontrado en La Rioja sería el “paciente cero” en nuestro país.

¿Estaremos ante una pandemia de proporciones apocalípticas como la que se daba en la película “28 días después? ¿Empezaremos a estornudarnos a la cara cual zombies posesos para contagiarnos unos a otros?

Yo bromeaba en algún post con que seguramente el primer humano afectado por la dichosa gripe será un gay y Rajoy y la Iglesia nos cargarán el muerto. Lo único que nos puede salvar de que nos carguen ese sambenito es que para contagiarse hay que estar en contacto con los bichos o participar en sacrificios rituales con gallinas (como en “El Corazón Del Angel”), y la verdad, conozco a pocos gays que tengan pájaros en casa y menos aún que les de por el vudú… los gays son más dados a los perros y a los gatos (algunos también tienen peces), que de momento son inofensivos.
Otra cosa que nos puede salvar de ser los primeros es que las relaciones sexuales entre los gays y las aves, a pesar de tanta pluma, no son algo muy común a día de hoy (y supongo que ahora mucho menos).

Los españoles ya nos hicimos famosos hace casi 100 años por dar nombre a la anterior gripe que se cargó a casi 50 millones de personas… la “gripe española”, la llamaban. Ahora como España está a punto de romperse por culpa de los rojos, si hubiese empezado aquí sería la gripe catalana, murciana o madrileña, para no herir susceptibilidades…
En fin, que de momento yo no quiero leer mucho sobre el tema porque en cuanto empiezo a leer los síntomas me viene la hipocondría y me parece que los tengo todos, pero iros preparando. Ya empiezan a venderse mascarillas y seguro que cuanto más tardemos en comprarlas más caras se pondrán.


A ver cuándo los diseñadores empiezan a hacer cosas más chulas, porque de momento las que se venden por la red sientan fatal. Aunque seguro que David Delfín o Ágatha Ruiz Depravada ya están manos a la obra por si nos tenemos que poner pachuchos, al menos hacerlo con elegancia… aunque en Cibeles no vi ninguna. Esperaremos al Circuit, que están más a la última.

jueves, febrero 16, 2006

Parecidos Razonables


Un amigo mío tiene una curiosa teoría. Cuando me la contó me pareció una locura pero cuanto más pienso en ella, más inquietante -por verídica- me resulta. Y es que a él no le cabe ninguna duda de que Eusebio Poncela y Marisa Paredes son la misma persona. No es que crea que se parecen mucho (como lo demuestra la fotografía), sino que ambos en realidad son uno.
De lo que ya no está muy seguro es de su sexo, o en otras palabras, de si es Marisa la que se transforma en Eusebio cuando le conviene o al revés.
Él no dice esto gratuítamente sino que ha llegado a esta conclusión tras seguir su carrera y sus apariciones públicas. Por ejemplo, dice, nunca les ha visto aparecer juntos en una fiesta, ceremonia o cualquier otro evento. En cine no está muy seguro de si han coincidido, pero aunque así hubiese sido, no desbarataría su teoría porque como todos sabemos, en el cine todo se puede falsear.
¿No resulta inquietante? ¿Os imagináis que esto no fuese un caso aislado y en realidad los habitantes de este planeta se redujesen a la mitad porque de cada dos personas sólo una es real?
Antes de que me contasen esto, yo había pensado en la teoría de que todos tenemos un doble en algún lugar. De hecho yo he llegado a encontrarme con gente por la calle, en el autobus o tomando una copa, que ha conseguido asustarme por lo mucho que se parecían a mí. Y es que verte reflejado en otro impone.
Mas común es que otros te saquen parecidos. A mi me han llegado a decir que si me parezco a Peter Sellers, a Pere Ponce e incluso a Arguiñano ahora que voy sin afeitar. ¿Veis algún parecido entre ellos? Yo ninguno. Pues en teoria yo me parezco a los tres.
Tendré que hablar de esto con mi psicoanalista...

Tras El Cristal


Hoy estuve todo el día en unos “Focus groups”, o lo que es lo mismo, se coge a un grupo de señoras (también pueden ser señores, pero en este caso eran amas de casa), se las encierra en una sala y se las sienta alrededor de una mesa para que, bajo la supervisión de una moderadora, hablen de lo que se les proponga a cambio de pasta.

A mi siempre me ha gustado ir a estas cosas… no porque crea que voy a obtener de ellas alguna información interesante (quizás algún dato aislado para mi trabajo pero poco más) sino porque le encuentro un regustillo especial a eso de espiar tras un cristal sin ser visto. La escena viene a ser parecida a lo que sale en las películas cuando un reo está siendo sometido a un interrogatorio mientras la policía lo observa todo tras un falso espejo.

La verdad es que los que nos sentamos tras el cristal solemos ser bastante víboras y no paramos de criticar todo lo que vemos y oímos: que si mira como habla esa, que atención al modelito de aquella, etc. Si las pobres supiesen… Aunque a lo mejor lo saben y también les produce un placer especial. No se, a mi me reúnen en una sala donde hay un espejo gigantesco y me dicen que vamos a charlar en plan tranqui sobre un plan de pensiones y muy tonto hay que ser para no suponer que al otro lado hay un grupo de individuos analizando y sacando punta a todo lo que digo.

Yo no me suelo creer ninguna de las cosas que allí se dicen… en general creo que la gente miente y dice lo que tu estás esperando escuchar, no vaya a ser que al final no les entregues el vale de 30 euros de El Corte Inglés. Pero en mi mundillo (y sobre todo para los fabricantes de los productos de los que se hablan) lo que sale de esas jornadas es como la Biblia, Y no es que hable por hablar: yo cuando estaba en la facultad iba a muchas reuniones de esas para sacarme pasta: ¿que había que hablar sobre coches? pues lo hacía (y no se conducir)… ¿que había que opinar sobre un tabaco? pues hacía que daba una calada y opinaba (y nunca he sabido fumar…). Con estos antecedentes y habiendo engañado a tantos fabricantes, a tantas agencias de publicidad y a tantos Institutos de Investigación, me diréis la credibilidad que estas cosas me merecen.

Yo creo que para conocer a los consumidores, lo que hay que hacer es vivir en el mundo real: salir a la calle, coger el metro, oir a la gente en el supermercado, en los bares, por la calle, ver la tele, en fin… no aislarse en una burbuja.

¿Pero y lo bien que se lo pasa uno?

martes, febrero 14, 2006

Road To Guantanamo


Hoy se proyectó en el Festival de Cine de Berlín la última película de uno de los directores más interesantes de la actualidad, Michael Winterbottom.

“Road To Guantánamo” cuenta la historia de tres musulmanes británicos que cuando se dirigían a una boda en Pakistán, son detenidos como sospechosos de terrorismo en la prisión que los estadounidenses tienen en la isla de Cuba.
Sin haberla visto aún, es de suponer que Winterbottom hará uso del estilo que tan buenos resultados le dio en “In This World” (premiada con el Oso de Oro en este mismo festival hace tres años) para denunciar los abusos y atrocidades que comete Estados Unidos en Guantánamo, “en nombre de la libertad”.

Aparte del interés que tendrá la cinta, no lo es menos el modo en que se ha lanzado comercialmente, pues el 10 de marzo se convertirá en la primera película que se estrenará de forma simultanea en cine, internet y dvd. Este Winterbottom siempre innovando…

Yo le descubrí en “Wonderland”, que rápidamente se convirtió en una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Y es que después de verla en repetidas ocasiones, me sigue emocionando como la primera vez: ese trabajo tan inmenso de sus protagonistas (sobre todo del trío femenino), ese retrato tan crudo -pero no exento de sensibilidad- de la soledad y la búsqueda del amor en el Londres actual, ese estilo a la hora de rodar, y sobre todo esa música de Michael Nyman, que para mí nunca ha estado tan bien, hacen de esta película una obra maestra.
Posteriormente, y exceptuando “In This World”, ninguna de las que ha hecho ha vuelto a gustarme tanto: “El Perdón” es una gran película pero que pasará más a la historia por ser un western atípico que por sus propios valores. Para disfrutar al 100% con “24 Party People” hay que ser un gran fan del sonido Manchester, que siempre me gustó pero del que nunca fui un gran seguidor, por lo que tampoco me dijo gran cosa. Como ya dije, “In This World” me parece magistral y logró ponerme la carne de gallina como ya lo hiciera “Wonderland” en su momento. “Código 46” es una interesante película de ciencia ficción y “9 songs” un intento curioso pero fallido de aunar porno y música en la que es quizás su película más experimental.

A falta aún de estrenar su penúltima película “A Cook and a Bull Story”, seguro que veremos antes “Road To Guantánamo”, ya sea en televisión, en nuestros ordenadores o en la pantalla grande. Oportunidades no nos van a faltar…

lunes, febrero 13, 2006

Asi Empezo Todo

Aún a riesgo de dar demasiadas pistas sobre mi edad, desvelaré algo que a muchos les sonrojaría pero que a mi me hace mucha gracia recordar: los dos primeros discos (o mejor dicho casetes) de mi vida. He de aclarar que ambos fueron un regalo de mis padres al comprarse un coche nuevo (un Chrysler 180 que parecía de una peli de Starsky & Hutch) y que entre otros avances incluía ni más ni menos que ¡un reproductor de casetes!


Si a semejante avance tecnológico le sumamos mis mareos cada vez que sintonizaban “Carrusel Deportivo” (con la consiguiente pérdida de tiempo pues había que parar en un area de servicio cada 20 minutos) decidieron regalarme estas dos cintas (que resultaron dos joyas) para que no lo pasase tan mal en los viajes.


Una fue “I remember Yesterday” (1977), uno de los primeros discos del tandem formado por Donna Summer y Giorgio Moroder, y que incluía el mega-hit cien mil veces sampleado “I feel love”, sin duda una de las mejores canciones no solo de la música disco de los 70, sino de la música electrónica en general. Gente como Underworld o Madonna (por citar dos ejemplos recientes) han usado esa base tan tremenda sobre la que se desarrolla la canción. Aquello era un sonido diferente a todo lo que había oído hasta ese momento: una base electrónica hipnótica y repetitiva que sonaba por igual a disco, techno, funk y electro, sobre la que planeaba la impresionante voz de Donna Summer en el momento más alto de su carrera. Evidentemente, a tan tierna edad, yo no aprecié todo esto que estoy poniendo, pero el disco me atrapó desde la primera escucha y marcó mis gustos musicales -y alguno más, supongo- hasta el día de hoy.


El otro casete (éste doble, encima) fue el archiconocido “Saturday Night Fever”, la banda sonora de una peli que yo no pude ver hasta unos años más tarde porque era para mayores de 18 años. Este disco también me pareció una joya y llegué a mitificar tanto la película sin verla que, cuando por fin accedí a ella, la desilusión fue mayúscula, aunque hoy, con la distancia, pueda verla con otros ojos.
“Saturday Night Fever”, además de los revientapistas -thanks mm- de los Bee Gees (“Stayin’ Alive” o “Night Fever”) incluía clásicos como “Disco Inferno” de The Tramps, “Open Sesame” de Kool & The Gang o la versión disco de la quinta sinfonía de Beethoven a cargo de Walter Murphy.
¿Cómo no iba a gustarme la electrónica habiéndome criado con semejantes discos?
Algunos pensarán que vaya padres más modernos que tenía. Yo sinceramente, y viéndoles ahora, también me quedo un poco perplejo ante tan sabia elección. De lo que quizás no fueron conscientes era de las implicaciones extra-musicales que este regalo trajo consigo…

domingo, febrero 12, 2006

¿Y Tu Donde Estabas?


Este fin de semana hizo un año que se quemó el Windsor. 365 días después, el juez que llevaba el caso ha archivado la causa pues no ve pruebas de que el fuego fuese intencionado. Parece ser que una colilla mal apagada en el despacho 2109 de la planta 21 fue el detonante.

Yo me pregunto si lo de la prohibición de fumar en todos los edificios públicos no vendrá de semejante follón. Me imágino la cara de acojone de la persona que apagó mal el pitillo cuando vió la que había montado...
Pero no se, a mi concretamente me dió rabia que la causa fuera algo tan bobo. Yo creo que a todos nos hubiera gustado que saliese a la luz algún complot, que aquellas sombras en los despachos que alguien filmó con su cámara fueran de algún tunante que estaba haciendo alguna perrería. Incluso hubiera estado bien que se hubiesen grabado voces o psicofonías tipo las de "La Casa de América". Y es que tanto follón por un pitillo mal apagado...

Yo no sé para la gente de fuera, pero para los que vivimos en Madrid fue tremendo. ¿Quién no recuerda exactamente lo que estaba haciendo cuando empezó el incendio? En mi caso estába en casa de un blogero viendo una peli de video y al pulsar de manera accidental el mando a distancia, la peli se paró y vimos como la torre se estaba cayendo a cachos. Al principio pensábamos que era un atentado, pero enseguida se desmintió y la hipótesis del incendio accidental cobró más fuerza.
Aquello era como el "Coloso en llamas" (¡cómo me gustó esa peli!) solo que aquí, por fortuna, nadie se hizo ni un rasguño.

sábado, febrero 11, 2006

Arcopal


En breves minutos salgo rumbo a ARCO en compañía de otros bloggers que antes de bloggers ya eran amigos: Lifeon, Mal, Cosimo y Jko...
Para mi es la primera vez este año. Otros como Lifeon y mal repiten...
¿Qué sorpresas nos deparará la jornada?
¿Vendremos en el metro con la obra de algún reconocido artista y se nos caerá por el andén?
¿Vendremos con algún reconocido artista a falta de algún cuadro?
¿Será verdad lo que se cuenta de los aseos o se tratará únicamente de una leyenda urbana?
La emoción me embarga. He quedado en los andenes de Tribunal (que poco cool) así que me piro ya...
La crónica, a la vuelta.

jueves, febrero 09, 2006

Yo Solo Queria Un Cafe


No hace mucho me tomaba una cerveza con un amigo que suele rondar por aqui, en un conocido bar leatheron de Madrid.
Uno, que tuvo un pasado, frecuentó ese bar con asiduidad aunque ahora lo haga de Pascuas a Ramos. Y en esa ocasión el motivo de mi visita era saludar a un conocido que entonces trabajaba de portero.
Pues alli estábamos, en la puerta, manteniendo una charla distendida un domingo cualquiera de una tarde de verano, cuando ocurrió algo muy curioso. Una mujer que rondaría los 55-60 años, se acercó tan pancha e intentó franquear la puerta como quien entra en "Nebraska". A continuación reproduzco el diálogo entre los dos, que se mantiene en mi cabeza fresco como una lechuga:

Portero: Lo siento señora, pero no puede pasar aquí.
Señora: ¿Y eso?
P: Se trata de un bar exclusivamente de hombres, señora. De verdad que lo siento.
S: ¿Solo de hombres? ¿Un bar gay, quiere decir?
P: Eso mismo.
S: Pero yo sólo vengo a tomarme un café...
P: Señora, por la zona hay muchos bares donde puede tomarse ese café. Bares gays, mixtos y de todo tipo... pero en este concretamente tenemos reservado el derecho de admisión y no se deja entrar a mujeres.
S: ¡Pero bueno! Y luego decís... ¡Si sois vosotros mismos los que os discriminais! A quien le puede molestar que yo me tome un café ahí dentro.
P: Seguramente a mucha gente. En este bar existe un codigo de ropa...
S. ¿Y que tengo que ponerme para entrar?
P: No se trata de eso. En este bar puede haber gente practicando sexo y se pueden sentir molestos con su presencia.
S: ¡Pero si yo no voy a mirarles! Pueden hacer lo que quieran mientras me tomo el café...
P: Lo siento de verdad, señora. No puedo hacer otra cosa.
S: ¡Qué verguenza! Os mereceis la discriminación y todo lo demás... sois vosotros los que os lo buscáis, ¡hasta nunca!

Y la señora se fué toda indignada ante la estupefacción de los que asistimos al encuentro.
Evidentemente esto me hizo preguntarme muchas cosas: ¿Tenía razón la señora? ¿Tenía razón el portero o los dueños del local? ¿Era una periodista de "La Razón" o una diputada del PP buscando argumentos que esgrimir contra la ley del matrimonio entre homosexuales que por entonces estaba en pleno debate? ¿Deberían existir este tipo de locales, o como hacen los escandinavos todos los bares deberían ser de acceso libre? ¿Es más liberal un país donde puedes elegir entre muchos tipos de locales, o uno donde solo puedes ir a bares mixtos?
Mis respuestas ya las se. ¿Las vuestras?

miércoles, febrero 08, 2006

La Turner


La primera vez que fuí al cine por el simple hecho de que salía una actriz fue con Kathleen Turner. Hasta entonces lo hacía por el argumento, los efectos especiales, pero nunca por un ser humano (ni siquiera un actor).
Y la primera película que vi de ella fue “Fuego en el cuerpo”, en el 81. Yo por entonces todavía estaba a medio hacer y reconozco que esta mujer me marcó.
Luego descubrí que gustaba a pocos heteros: la veían un poco caballuda, como muy hombruna, pero no se, mi me despertaba algo (quizás por esos motivos que dije).

“Fuego en el cuerpo” era la ópera prima de Lawrence Kasdan, y se trataba de un remake de una obra maestra de los años 40 con Barbara Stanwick. La historia, su protagonista, sus escenas de sexo con William Hurt y esa banda sonora de John Barry, me gustaron tanto que a partir de entonces no dejé de ver ninguna de sus películas.
A continuación hizo la desternillante “El Hombre con dos cerebros”, con Steve Martín (otro actor que me encanta y que reconozco que me pone un poco) haciendo de científico loco que cambia el cerebro de su mujer, que es una zorra, por el de otra más casta… la monda, de verdad.

En el 84 vino “Tras el corazón verde” (que tendría su continuación al año siguiente con “La joya del Nilo”) y que aunque era una copia barata de las aventuras de Indiana Jones, tenía ese regustillo de serie b tan simpático.
Entre medias había rodado “La pasión de China Blue”, un delirio de Ken Russell que me impactó cuando lo ví por la supuesta crudeza de sus escenas pero que hace poco revisité en Calle 13 y por poco me caigo del susto. Eso si, ella con ese vestido azul ceñido y el pelucón rubio parecía una de las niñas perla de las coreografías de Fangoria (y no hablaré de la escena en la que viola con la porra a un policía atado a la cama…).
“El Honor de los Prizzi” se supone que es una de sus mejores películas pero que queréis que os diga, a mi me dejó un poco así… y es que el género de gangsters nunca ha sido mi favorito.

En el 86 rodó otra de mis películas favoritas. “Peggy Sue se casó”, de Coppola. Lo que pudo gustarme esa película, una especie de cuento infantil para adultos sobre viajes en el tiempo y oportunidades perdidas. Aunque no hay quien se tragase que una mujer que debía rondar los treinta y muchos fuese una adolescente de 16, la peli era una obra maestra.
Luego hizo una rareza titulada “Julia y Julia” , puso la voz de Jessica Rabbit en la peli esa del conejo y volvió a ponerse a las ordenes de Kasdan en “El Turista Accidental” , una peli curiosa pero fallida.

Y en el 89 hace otra de sus obras maestras: “La Guerra de los Rose”, una de las radiografías más brutales y demoledoras de la sagrada institución del matrimonio. Sólo por sus créditos iniciales, la escena en la que Kathleen rompe las costillas a su marido mientras echan un polvo o ese final tan brutal y desesperanzador, la película es una de las mejores comedías negras que se hayan hecho nunca.

Y a partir de ahí, el declive. La Turner empezó a hacerse mayor y sobre todo, comenzó a ensanchar. Y ya se sabe: Hollywood no perdona estas cosas. Empezaron a lloverla papeles espantosos en películas de las que sólo se salvan la maravillosa “Los asesinatos de mamá”, una de las pocas películas de Waters que me hacen gracia (esa escena en la que mata a una clienta del videoclub de su hijo porque devuelve las películas sin rebobinar, mientras suena de fondo “Tomorrow”, del musical “Annie”…) y “Las Vírgenes Suicidas”, otra película magnífica (aunque me daba una grima horrible ver en lo que se había convertido).
Lo último que ha hecho es una parodia de si misma en “Friends”, donde interpretaba… ¡al padre de Chadler!

martes, febrero 07, 2006

El Mono


Aun a riesgo de ser vilipendiado y de perder toda la credibilidad que me podía quedar en la blogosfera… aun a sabiendas que esta entrada puede tener pocos comments y mi share puede caer por los suelos… le voy a dedicar un post al Mono (aka King Kong). Va por Offtopic!

El Mono es de esas películas que vete tú a saber por qué, todo el mundo tiene un poco de manía. Los argumentos son de lo más variado: que si es cine de palomitas, que si son más de tres horas, que si mucho despliegue de medios pero poca chicha, que si parece “Parque Jurásico”, que si es una americanada, que Peter Jackson desde “Criaturas Celestiales” no ha vuelto a hacer nada decente y se vendió a la industria…
Pues bien, para mi El Mono es una de las grandes pelis del año pasado.
Preocupado porque mi gusto estuviese más cerca del de Esperanza Aguirre que del de Antonio Gasset, miré en la sección que el diario “El Mundo” dedica al ranking de la crítica y me doy cuenta de que no estoy solo: todos coinciden conmigo y El Mono se sitúa entre las 5 favoritas, junto a “Match Point”, “BM”, “Caché” y la de Bergman.
Esto no significa nada, simplemente que Offtopic y yo no estamos solos y que algún tarado más nos respalda.

Intentaré defenderla rebatiendo los argumentos mas usados contra ella:

- Es cine de palomitas. Pues si, al igual que “Star Wars”, “En Busca del Arca Perdida” o “El Señor de Los Anillos”. ¿Es eso malo? No para mi. Yo disfruto exactamente igual viendo “Caché” que “King Kong”. Cada una en su estilo me parecen grandes películas.

- Dura más de tres horas. Me encantan las películas largas (ver post “5 Extraños Hábitos”). Para mi en vez de ser un handicap es un tanto a su favor.

- Mucho ruido y pocas nueces. ¿Alguien piensa de verdad que “King Kong” no es una historia de amor maravillosa? ¿Es posible que alguien no llegue a emocionarse con la escena en que Naomi Watts contempla ese atardecer junto al Mono en la Isla de la Calavera? No se… yo reconozco que soy de lágrima fácil, pero creo que Peter Jackson, a diferencia de otros directores de Blockbusters, es único a la hora de combinar el cine espectáculo y el intimista, y esa escena en concreto justifica por si sola el precio de la entrada y sus más de tres horas.

- Parece “Parque Jurásico”. Quizás el bloque central, el que se desarrolla en la Isla de la Calavera, ha sido el más criticado por ese despliegue continuado de efectos digitales que van in-crescendo sin dar un respiro al espectador. A mi concretamente me divierte mucho y me parece un guiño a todos los que descubrimos a Peter Jackon haciendo gore del más salvaje en “Braindead” o “Bad Taste”. También reconozco mi debilidad por los efectos digitales.

- Es una americanada. Bueno, mi opinión sobre el cine americano es de sobra conocida. Para mi es el mejor que se hace hoy en día (aunque solo sea por volumen, no entraremos en las causas). Eso no quita que Wong Kar Wai (China) o Michael Hanekke (Austria) sean otros de mis directores favoritos.

Y como no se me ocurren más argumentos que rebatir, solo mostraré mi admiración por Naomi Watts, que junto a Julianne Moore, es una de mis actrices favoritas (y quien tenga dudas sobre ella, que no deje de verla en “Mulholland Drive” o en “21 gramos”).

lunes, febrero 06, 2006

Pluma Pluma Gay

Los españolitos tenemos fama de hacer chistes de todo, pero en otros sitios no es muy diferente... De momento, Brokeback Mountain ya es todo un filón para los humoristas de fuera de nuestras fronteras.
A primera vista estos chistes pueden parecer intrascendentes, pero si vamos un pelin más allá y los analizamos desde una perspectiva queer, ¿que estamos viendo realmente?

Aquí nos encontramos a un padre realmente jodido, no sabemos si porque su hijo es gay o porque a tan tierna edad se está dando el lote con un amiguito o con su hermano que sería aún peor. A la madre realmente parece no importarle, no sabemos si porque ya lo sabía (las madres son muy cucas) o porque está tan absorbida por sus quehaceres domésticos que pasa de los rollos de su hijo.


En este otro chiste, a diferencia del primero, tanto la madre como el padre de las criaturas están realmente preocupados porque sus hijos puedan acabar como los protagonistas de la peli. Lo que no saben es que sus hijos ya apuntan maneras (fijense en las orejeras rojas de uno de los pequeños) y que por mucho que les hayan tirado los juguetes, el mal ya esta en ellos...


Aquí, sin embargo, asistimos a un ingenioso cambio de roles: mientras que los auténticos vaqueros son los que van vestidos de forma "alegre" y desenfadada, el que levanta las sospechas de nuestros protagonistas lleva una indumentaria mucho más formal. Lo que seguramente no han visto -porque está sentado- son los chaps que lleva puestos...


Este otro va más allá... No sólo se atreve con una excena de sexo explícito (menos valiente que la primera que vimos, pues se trata de dos adultos) sino que muestra a dos animales haciendo la vista gorda ante lo que tienen delante. A partir de ese momento seguro que ya no se dejan atrapar con el lazo, no vaya a ser que se animen también con ellos.


¡Con la iglesia hemos topado! En este quinto (y último) chiste, por fin aparece la religión. En el, dos querubines asisten perplejos al infarto que le ha dado al mayor icono de la masculinidad que ha dado el cine: John Wayne. Por supuesto el ilustre vaquero ha subido al cielo al morir. ¿Les aguardará el mismo final a los protagonistas de la película cuando les llegue la hora? Muy astutamente, el humorista nos deja la puerta abierta para que saquemos nuestras propias conclusiones.

Based On A True Story


El viernes por la noche en la Nancy Boite un amigo me comentó algo que me pareció muy divertido. Mientras esperábamos a que saliese La Terremoto, me hizo señas para que mirase hacia la barra, donde estaban dos personas pidiendo una copa.
Mi amigo, refiriéndose a uno de ellos, me preguntó: "El que está en la barra hablando con ese tío, ¿no ese blogger (omitiré el nombre para no hacer publicidad) tan conocido?"
Yo le respondí que si, que era él, y que el tío ese con el que hablaba no era otro que Nacho Canut. Ambos nos reímos un montón porque nos dimos cuenta que estábamos llegando a un punto en el que los autores de algunos blogs (¡y no me refiero al mio, eh, que yo llevo 3 días en ésto!) se están haciendo más famosos que los propios artistas...

Nacho Canut, desde luego, no tiene la repercusión mediática que Olvido, pero ambos llevan saliendo en los medios desde hace más de 25 años. Por eso me preguntaba si era posible que alquien al que sólo se conoce (fuera de su circulo de amistades y su trabajo, claro está) por escribir un blog de cierta repercusión, puede llegar a ser más popular que uno de los músicos con más solera de este país.

¿Se está convirtiendo Internet en una nueva cantera de famosos como hasta hace nada lo era la televisión o la prensa del corazón?
¿Desbancarán los responsables de algunos blogs los puestos que hasta hace nada ostentaban Victoria Beckcham o Ana Obregón y sus caras inudarán las portadas de todas las revistas?

Qué miedo...

jueves, febrero 02, 2006

La Calidad y Tu Salud...


... es mi razón de ser.
Hoy me debo a mis clientes, gracias a los cuales puedo tener un flamante ordenador con el que actualizar mi blog a diario.
No obstante, cualquier muestra de afecto o solidaridad se agradecerá!!!